Diario Vasco

«Las alternativas eran seguir soñando o agarrarse a las nuevas propuestas»

  • Los alcaldes de Azkoitia y Mutriku acogen con agrado los proyectos forales aun sabiendo que no sacian las demandas más ambiciosas

'Más vale pájaro en mano que ciento volando', asumen los alcaldes de las localidades más afectadas por las mejoras que la Diputación va a acometer en la Gi-631 y la Gi-638. Los primeros ediles de Azkoitia y Mutriku han conocido proyectos más ambiciosos que los que ahora se abordan, pero puede más en ellos la satisfacción por atender, por fin, ciertas necesidades, que la desilusión por aparcar determinadas reivindicaciones.

El alcalde de Azkoitia, Jabier Zubizarreta (PNV), confiesa que «lo que se plantea ahora no tiene nada que ver con lo que se ha formulado anteriormente, pero las alternativas eran o seguir soñando o agarrarse a las nuevas mejoras, así que estamos contentos». Añade que «en esta zona, entre el río y el monte tampoco se puede hacer mucho más, y ya sabemos cómo está la economía». Subraya que «al tener tramos de tercer carril nos dará tranquilidad y seguridad. Saber que después de una curva viene un lugar para adelantar resta tensión a la conducción, algo que interesa sobre todo para los trayectos al hospital».

Zubizarreta aporta un valor estratégico a la renovación de la vía porque «nos permite conectar con mayor facilidad con la N-1 y con la AP-1, además de con la futura estación del TAV de Ezkio-Itsaso. Hay mucha gente que va a trabajar por Beasain y un pueblo bien comunicado da la posibilidad a las personas de volver de su puesto a casa en lugar de optar por quedarse fuera».

Por otra parte, el alcalde de Mutriku, José Ángel Lizardi (PNV), considera «muy importante» el hecho de que «se atienda, aunque sea de manera parcial, una petición nuestra porque en el pueblo había cundido el desánimo, la gente se había rendido e incluso se sentía apartada dentro de Gipuzkoa». El primer edil considera que «nos hemos obsesionado con la alternativa de la variante por Sasiola y eso ha traído frustración porque durante muchos años la Diputación decía primero que sí y luego, viendo el coste, que no». Con el actual proyecto, «adecentaremos la carretera de la costa y ganaremos en comodidad además de lograr un paseo para el disfrute de los vecinos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate