Diario Vasco

El montañero de Donostia fallecido en el Pirineo se encontraba con su hijo

  • El funeral por Javier Busto Mendiluce, de 72 años, se oficiará mañana en la parroquia del barrio de Ibaeta

El montañero donostiarra de 72 años fallecido el domingo tras sufrir una caída en el Pirineo de Huesca se encontraba acompañado por uno de sus dos hijos, que fue quien puso los hechos en conocimiento de los servicios de emergencia. «Era una persona a la que le gustaba la montaña. Físicamente, además, se encontraba muy bien. Todos los días salía a pasear», señaló un vecino del barrio de Errotaburu, en el que la víctima residía.

El fallecido era Javier Busto Mendiluce, cuyo funeral se oficiará mañana, a partir de las siete de la tarde, en la parroquia Espíritu Santo de Ibaeta, muy cerca del domicilio familiar.

Vecinos de Javier Busto tuvieron conocimiento de la tragedia poco después del mediodía de ayer, cuando el hijo mayor del fallecido regresó acompañado de su madre al domicilio familiar tras haber cumplimentado en las últimas horas los trámites burocráticos preceptivos en estos casos en Jaca.

Tras bajar del coche, los allegados recibieron algunas muestras de cariño por parte de sus vecinos. «Cuando hemos tenido conocimiento de lo que le ha sucedido nos hemos quedado estupefactos. Es una verdadera pena. Era una persona de gran vitalidad», indicó otro de ellos.

El siniestro se produjo en torno a las nueve de la mañana del domingo. La víctima sufrió una caída de más de treinta metros cuando trepaba por un muro en la zona de La Sarra, en el término municipal oscense de Sallent de Gállego. El fallecido sufrió graves traumatismos, entre ellos uno craneoencefálico, que le provocaron la muerte pese a los intentos de los sanitarios que le atendieron en el lugar del accidente.

Con su muerte son ya cuatro los montañeros guipuzcoanos que han fallecido en lo que va de año en accidentes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate