Diario Vasco

Los maltratos familiares crecen en Gipuzkoa pese al descenso de la criminalidad

Una mujer hunde su cabeza entre sus brazos.
Una mujer hunde su cabeza entre sus brazos. / FOTOLIA
  • Los delitos han bajado un 5,6% en el territorio, si bien las agresiones en el ámbito doméstico experimentan una subida del 16% desde enero

La criminalidad desciende en Euskadi en los nueve primeros meses del año. Son datos positivos, pero todavía quedan aspectos que pueden mejorar. La caída no es igual en todos los territorios, ni siquiera en las diferentes modalidades delictivas. Incluso hay algunas que han experimentado una subida. Es el caso de los delitos contra el maltrato en el ámbito familiar, donde el aumento que se ha observado en Gipuzkoa ha sido del 16%. En Donostia este incremento es mayor y se eleva al 28%. En Irun, ha subido aún más, un 42%. También crecen las tentativas de homicidio que pasan de seis a doce. Buena parte de ellas son producto de riñas y agresiones que se producen en torno a establecimientos hosteleros o vinculados al ocio. Y también suben los robos con violencia.

La criminalidad desciende en Gipuzkoa un 5,6%. Lo hace dos puntos por encima de la media de la comunidad autónoma que es de 3,08%. Las cifras fueron desveladas ayer por el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco que dio a conocer la evolución de la criminalidad en Euskadi en los primeros nueve meses del año, un periodo en el que la Ertzaintza ha investigado un total de 61.068 infracciones penales, casi 2.000 menos que el año anterior.

En los delitos más graves, como los asesinatos y homicidios consumados, hasta septiembre se llevaban registrados seis, frente a los diez del año pasado. Solo uno de ellos se perpetró en Gipuzkoa, por tres en Bizkaia y dos en Álava. Los seis casos han sido esclarecidos y sus autores puestos a disposición judicial.

El ocurrido en suelo guipuzcoano se refiere al fallecimiento de Ander Aranburu, de 46 años, natural de Usurbil y vecino de Legazpi, que perdió la vida el pasado 30 de abril en circunstancias que investiga el Juzgado de Instrucción número 2 de Bergara. Tras su muerte, dos personas fueron arrestadas por su presunta implicación en los hechos. La víctima fue hallada sobre las dos y media de la madrugada inconsciente en el pórtico de la iglesia de Legazpi por agentes de la Ertzaintza. El balance de la Ertzaintza destaca también el aumento de los delitos de lesiones (6%) que pasan de 862 a 914.

Agresiones en la familia

Una de las modalidades delictivas que más crece en estos primeros nueves meses, especialmente en Gipuzkoa, es el maltrato en el ámbito familiar. De enero a septiembre se registraron 174 asuntos, un 16% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, destaca el aumento observado en Donostia que alcanza el 28%, y pasa de 56 a 72, mientras que en Irun sube un 42%, aunque las cifras son bajas, de 7 a 10.

La última memoria de la Fiscalía Provincial ya se hizo eco de esta circunstancia. Según el informe del ministerio público, los casos más frecuentes de violencia doméstica son aquellos en los que los padres denuncian a sus hijos con los que conviven. En estas situaciones, los progenitores llegan incluso a solicitar órdenes de protección, ya que sienten el temor de que su hijo va a atentar contra su integridad física.

En este sentido, destacó los ataques de menores hacia sus progenitores. Desveló que la acción más utilizada por los jóvenes es casi siempre idéntica: empujones, puñetazos, mordiscos, amenazas e insultos. Las agresiones se extienden tanto a la madre como al padre y en ocasiones alcanzan a los hermanos. Pese a ello, en la mayoría de los casos, los padres terminan por no denunciar a sus hijos.

Robos en garajes

El balance de la Ertzaintza constata asimismo una subida general de un 1,40% en el apartado de delitos contra el patrimonio, en Euskadi, si bien resalta especialmente el descenso de los robos con fuerza en viviendas (-2,22%) y, dentro de ellos, los que tienen lugar en anexos, trasteros y garajes que ha caído un 30,03%. En Gipuzkoa, los robos en esta clase de dependencias ha bajado un 15%.

El incremento, por lo tanto, básicamente se basa en dos capítulos: los robos de vehículos y las estafas. Los primeros han crecido el 14,07%. En lo que va de año se llevan sustraídas 746 unidades de las que 197 fueron en Gipuzkoa. De estas últimas, 41 sustracciones se llevaron a cabo en Donostia y 31 en Irun. En la capital guipuzcoana, no obstante, destaca el descenso observado en este apartado, donde el número de sustracciones cayó un 32% respecto a 2015, al pasar de 61 a 41.

Los robos con violencia e intimidación han aumentado un 12% en Gipuzkoa, tres puntos por encima de la comunidad. En el territorio se llevan perpetrados 238 de estos delitos.

Las estafas, por su parte, han aumentado un 10% en la comunidad autónoma y un 7,17% en Gipuzkoa, que ha registrado en los primeros nueve meses 1.942 delitos frente a los 1.812 del año pasado.

El resto de las infracciones penales descienden en su conjunto. Las tipificadas contra la seguridad colectiva (-2,69%) y, dentro de ellas, el tráfico de drogas (-5,11%) y los hechos contra el orden público (-0,49%).

El descenso generalizado de la delincuencia, sin embargo, no se ha traducido en una disminución del número de personas puestas a disposición judicial por la Ertzaintza. Al contrario, frente a las 17.055 inculpaciones del pasado año en 2016 se han registrado 19.555, lo que supone 2.500 inculpaciones más, un 14,60%. Del total de detenciones e imputaciones, 5.807 se practicaron en Gipuzkoa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate