Diario Vasco

El tiempo soleado también se suma a un puente que rebosa de turistas

El paseo de La Concha se llenó ayer de turistas que aprovecharon el buen tiempo.
El paseo de La Concha se llenó ayer de turistas que aprovecharon el buen tiempo. / USOZ
  • Según las previsiones de Euskalmet, hoy y mañana la temperatura se mantendrá alta y el martes empezará a bajar

Con el puente de Todos los Santos y con el buen tiempo las calles de Gipuzkoa rebosaron ayer de paseantes. En las playas los adictos a la arena almacenaban rayos de sol en sus cuerpos mientras grupos de turistas posaban en las barandillas y músicos ambulantes repetían sus canciones cada quince minutos. Los bares se llenaban de gente y se vaciaban de pintxos, las terrazas hacían su agosto, los guías explicaban por dónde entraron los ingleses en La Bretxa; fue ayer el primer día de un puente que se anuncia esplendoroso. El preludio de un noviembre que asoma como la extensión de un verano que no termina de apagarse.

El sector turístico guipuzcoano aguarda con expectación el devenir de un mes en el que se han depositado tantas esperanzas como turistas se espera que nos visiten. Tras el puente llegará la Behobia-Donostia y sus decenas de miles de participantes, el campeonato mundial de quesos, el partido de rugby entre Estados Unidos y Tonga, el maratón de Donostia y el encuentro entre la Real Sociedad y el Barcelona. Todo un maná para bares, hoteles y restaurantes.

Noches frescas, días cálidos

Las expectativas no se vieron ayer defraudadas. A ello ayudó mucho una temperatura que a estas alturas del cambio climático ya no se sabe si es primaveral u otoñal y que se condensa en el concepto de noches frescas y días cálidos. Según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, se registraron en Gipuzkoa mínimas nocturnas de nueve grados y máximas de 24 grados en la costa y 28 en Arrasate.

Las previsiones para el resto del puente son igual de estimulantes. Hoy se volverán a alcanzar valores cercanos a los 25º, lo que convertirá la mañana del domingo en un paraíso para los amantes del vermú y los calamares, y la tarde en una placentera sobremesa hacia un lunes que también se comportará benévolamente con nosotros. Mañana el sol seguirá luciendo sobre nuestras cabezas, apenas habrá nubes y se esperan temperaturas de entre once y 23 grados. El martes, último día del puente, comenzarán a bajar las temperaturas. Y también los ánimos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate