Diario Vasco

Nekatur llega a los 25 años

La pequeña de la casa, Ilargi, con sus padres Eguzkiñe y Oliver en el huerto del agroturismo.
La pequeña de la casa, Ilargi, con sus padres Eguzkiñe y Oliver en el huerto del agroturismo. / MIKEL FRAILE
  • La asociación, que agrupa al 75% de este tipo de alojamientos, celebra hoy su 25 cumpleaños con familias como la de Eguzkiñe y Oliver al frente de los negocios

  • Arruan Haundi es el más veterano de Gipuzkoa, que tiene 136 alojamientos

La historia de Eguzkiñe está ligada a un caserío a las campas de Lastur, un barrio de Deba, ese lugar en el que sus padres Kontxi y Guillermo decidieron abrir un agroturismo como una nueva opción para complementar la actividad del caserío, centrada sobre todo en los quesos de oveja y de vaca. El Arruan Haundi fue el primer alojamiento de estas características en Gipuzkoa. Abrió en 1990 y no dudó a la hora de participar en la creación de Nekatur, la asociación que los agrupa y que hoy celebrará sus primeros 25 años de vida.

Cuando Kontxi se puso enferma, Eguzkiñe vino a cuidarla desde Austria, país en el que había ejercido como arquitecta y en el que había formado una familia con Oliver, un austriaco interesado por la agricultura. Su hermana, Intza, también volvió a Lastur, aunque ahora vive en la localidad francesa de Pau. Ambas, junto a Oliver, están decididas a que el agroturismo se mantenga con tan buena salud como cuando vivían sus padres. En este caserío se hacían quesos de oveja y de vaca, pero aunque su madre siempre les dijo que no se preocuparan, que tenía escrito todos los secretos de esos quesos, sus indicaciones «con letra de enfermera, que era su profesión», son difíciles de entender.

«Algún invierno empezaré a hacerlo», cuenta Eguzkiñe, que tiene muy claro cuándo dejó de ser arquitecta para pasar a ser baserritarra: «Fue cuando parí a Izar», su hijo mayor que tiene cinco años. Después llegaron Alai de tres e Ilargi de uno. Habla con su marido en alemán, aunque Oliver, al que conoció gracias a una bicicleta prestada, va a empezar a dar clases de euskera. Los dos niños mayores van a la ikastola. «Él vino al caserío de mis padres dentro de un programa europeo para gente que quería aprender cómo funcionaban los caseríos. Yo estaba en Alemania y no coincidí con él, pero un día llamó desde San Sebastián para pedirnos una bicicleta que no usábamos. Mi padre me dijo que se la llevase. Y luego, bueno, cosas que pasan...».

Este escenario rural y acogedor se completa con casi cuarenta ovejas, con cerdos euskal txerri que ya han empezado a procrear y pottokas. Además, los dos apartamentos en los que alojan a sus clientes, uno con tres habitaciones dobles y otro con dos, ambas con cocina, baño y salón. Este fin de semana ya lo tienen reservado.

25 años de Nekatur

El valle de Aosta en Suiza fue el ejemplo a seguir. Las pequeñas explotaciones rurales que existían en la zona empezaron a alojar turistas que buscaban el encanto idílico de las montañas, el silencio, el descanso o el contacto con la naturaleza. El modelo, pensaron en el Gobierno Vasco, podía extrapolarse perfectamente a Euskadi, donde el mundo rural se despoblaba y donde la economía solo se sustentaba en explotaciones agrícolas y ganaderas. En 1988 el ejecutivo firmó un decreto con el se apoyaba la inversión en las explotaciones agrarias para su habilitación como alojamientos turísticos y agrícolas. En 1989 tocó convencer a los interesados de la importancia de abrir esta nueva vía de negocio. En 1990 se inaugura el primer alojamiento agroturístico de la Comunidad Autónoma, Txopebenta,en Gautegiz-Arteaga, Bizkaia, al que siguieron otros once más. En 1991, hace 25 años, se creó Nekatur para agrupar a estos establecimientos, promocionarlos de forma conjunta y captar clientes.

«Había dudas, inquietudes, ganas de que el sector se agrupara, y por eso surgió la asociación», explican desde Nekatur, que hoy solemnizará este primer 25 cumpleaños con un acto en el Museo Torre Loizaga de Galdames en el que participarán el lehendakari Iñigo Urkullu y representantes de las diputaciones de los tres territorios.

Hasta 1998 Nekatur solo agrupaba a los agroturismos, que son aquellos en los que el propietario, más allá del alojamiento, cuenta con una actividad agropecuaria de peso y el alojamiento es solo un complemento. Pero ese año se abre la primera casa rural, un modelo que no exige la pertenencia al sector primario como dedicación fundamental. Es Arboliz, en Ibarrangelua, también en Bizkaia. A partir de ese momento Nekatur engloba ambos modelos y ahora cuenta con el 75% de la oferta de los tres territorios.

Gipuzkoa a la cabeza

En estos momentos, tanto los establecimientos de agroturismo como los de casa rural están repartidos de forma desigual por todo el territorio, aunque es Gipuzkoa con 136 alojamientos y 1.546 plazas la que encabeza el listado del País Vasco. Bizkaia cuenta con 30 agroturismos y 49 casas rurales, 79 edificios que suman 875 plazas. Álava queda a la cola, con 466 plazas repartidas entre 25 agroturimos y 23 casas rurales.

Otro dato. En Gipuzkoa predominan los establecimientos en los que el caserío mantiene la actividad agropecuaria como modo de vida. El más veterano, Arruan Haundi en Lastur es uno de ellos.

Otra percepción positiva es que el turismo empieza a desestacionalizarse, que en primavera ya comienzan con fuerza las reservas y que en otoño el buen ritmo continúa. «Eso es importante para nosotros, que somos un producto fidelizado desde el que, además, se lanzan muchas ofertas».

La mayor parte de las personas que elige un alojamiento rural para pasar su estancia lo hace por motivos de ocio y vacaciones, un 77,4%, aunque hay un 11% que lo hace por cuestiones de trabajo. A menudo, suele recurrirse a este modelo si no hay habitaciones en San Sebastián, según ha reconocido el propio sector en numerosas ocasiones.

En la memoria que se presenta hoy se incluyeron datos sobre cómo han funcionado estos alojamientos en julio y agosto, y más allá de las cifras, pueden extraerse conclusiones como quienes son los principales clientes.

En julio, madrileños y catalanes siguen en cabeza, aumentando además el número de visitantes en ambos casos. Los vascos están en tercer lugar, aunque van en descenso. Aumentan también las pernoctaciones de los valencianos, andaluces, navarros y de Castilla y León. Los franceses siguen en la cabeza del ranking internacional.

En agosto los datos son muy similares en cuanto a la procedencia, aunque, eso sí, este mes los valencianos superaron a los visitantes que llegan desde la propia Comunidad Autónoma Vasca.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate