Diario Vasco

Muruamendiaraz: «Los camioneros locales van a pagar en la N-1 mucho más que los de paso»

Esteban Muruamendiaraz, cerca del despacho de Hiru de Lasarte-Oria desde donde vislumbra la N-1.
Esteban Muruamendiaraz, cerca del despacho de Hiru de Lasarte-Oria desde donde vislumbra la N-1. / UNANUE
  • Esteban Muruamendiaraz, Secretario técnico del sindicato Hiru, Se opone al peaje a los vehículos pesados porque estos «ya pagan» a través del impuesto del combustible y porque «no descongestionará la vía»

La N-1 está presente en sus papeles, en sus gestiones y en las vistas que ve desde el despacho. Su conclusión es clara: el intenso tráfico que atisba apenas se aligerará con la implantación de un peaje para camiones, pero muchos vehículos cargarán, además de su mercancía, graves dificultades económicas.

- ¿Quién debe pagar la N-1?

- Nos oponemos al peaje por concepto, porque consideramos que las infraestructuras viarias son de uso público, las utiliza todo el mundo, también el que va a la tienda y compra un producto que llega por la carretera. No estamos de acuerdo con eso de que paga el que usa. La implantación de un peaje en la N-1 va a suponer que los que más usan esa vía son los que más van a pagar. Y los que más la usan son los transportistas vascos, que van a desembolsar muchísimo más que los que vienen de paso. Nos preocupa que los que tienen que circular continuamente por la N-1 acumulen unos sobrecostes que no puedan asumir.

- La Diputación explica que se trata de que los foráneos no se vayan sin pagar...

- La Diputación dice que el 60% de los camiones que pasan son foráneos. Bien. Pero tengamos en cuenta cuántas veces pasa cada transportista por la N-1 al cabo de una semana, de un mes o de un año.

- Los pasos por Etzegarate e Irun costarán en torno a los cuatro euros y el interno, de Andoain, menos de uno. ¿Alivia eso a los transportistas locales?

- Por una parte hay que decir que hay un tráfico interno que pasa por Andoain muchas veces y que va a estar pitando continuamente. Pero por otra parte, hay otros tráficos internos que no pasan por Andoain y hacen, por ejemplo, Beasain-Alsasua hasta ocho veces al día. Otros hacen Vitoria-Pasajes tres veces al día. Hay vehículos que hacen Olaberria-Baiona tres veces al día. El tráfico interno también es el que sale por Etzegarate o por Irun.

- ¿Qué puede hacer el transportista al que le toca esa situación?

- Es una situación complicada de gestionar. Cuando hablamos de una medida que no afecta igual a todos los recorridos, es difícil hacer el cargo del coste al precio. Nosotros somos incapaces de trasladar el precio del combustible al porte. Pues imagínate el coste del peaje. El transportista se lo va a comer sí o sí. No va a ser capaz de trasladarlo al cliente. El transportista lleva lo que le dicen y a donde le dicen. Tendrían que ser los productos los que paguen las infraestructuras, en el uso, vía impuestos.

- Explíquese.

- Los transportistas que pasan por la N-1 no pasan gratis. Los camioneros suministran combustible al entrar o al salir de Gipuzkoa. Y de cada litro que suministran pagan 0,331 céntimos de euro a la Diputación en concepto de impuesto especial de hidrocarburo. El 80% del consumo de combustible de Gipuzkoa lo hacen los camiones.

- Una buena recaudación para financiar las carreteras...

- Lo que ocurre es que la Diputación no está haciendo nada para que ese impuesto repercuta directamente en Gipuzkoa. El impuesto se paga en la provincia donde se carga el camión. El gasoil que se vende desde Tolosa hasta Irun viene de Navarra, por lo tanto el impuesto se paga en Navarra, pero la Diputación no hace nada para cobrarlo cuando existen fórmulas para poder hacerlo. En nuestro caso, se carga o en Esquiroz (Navarra) o en Bizkaia. A no ser que, como ocurre en Álava, tengas depósitos fiscales que lo que hacen es que el impuesto se pague en el territorio de Álava y lo recaude su Diputación. Hablamos de mucho dinero.

- ¿Cuánto?

- Según un informe nuestro hecho en 2012, Gipuzkoa es el territorio de Euskadi donde más se suministra: 704 millones de litros vendidos. Ese 80% que consumen los camiones por el impuesto sale 580 millones de euros que la Diputación no ha hecho nada por gestionar directamente. Deja que los cobre Bizkaia o Navarra.

- ¿Por qué?

- Seguramente porque al que está gobernando no le importa que se cobre en Bizkaia. Dicen que con el fondo de compensación, lo que se cobra en Bizkaia termina llegando a Gipuzkoa. Pero no es lo mismo cobrarlo tú y tenerlo hasta fin de año que compensarlo después. Además, con Navarra no hay acuerdo de compensación y no se hace nada.

- Vayamos al argumento de la descongestión de la vía.

- Es la otra falsedad. Algún vehículo se desviará por la AP-1, pero muy pocos, porque toda la red de suministro, la red de servicio y la red logística se ha instaurado entre Agurain, Araia y esa zona. Todos los camiones tienen sus bases en la N-1. Por mucho que tengan peaje, seguirán circulando por el mismo sitio. Llevan una tarjeta cautiva de su operador que les indica dónde tienen que repostar y en la AP-1 no hay ninguno. Hay que tener en cuenta que llenar el depósito cuesta a un camionero entre 1.000 y 1.400 euros. Necesita su red profesional. Y está en la N-1.

- ¿Qué opina sobre el sistema de lectura de matrículas?

- Si voy a Alemania sin la maquina que tengo que llevar para circular allí, probablemente nadie me pille si entro y salgo en hora y media. Si estoy día y medio, sí. En Portugal, se han puesto peajes y muchos camiones no llevan máquina y no pagan, porque entran y salen. Hora y cuarto tiene la Ertzaintza para deterner a un vehículo desde que entra en Etzegarate hasta que sale en Irun. Si no le para, no paga.

- ¿Qué alternativas ofrece Hiru?

- Además de hacer que el impuesto del combustible se quede en Gipuzkoa, establecer sistemas para que ese transportista que pasa por el territorio se quede y deje un dinero al comer, cenar o hacer noche.

- ¿Encaja esto con el proyecto de la Ciudad del Transporte?

- Sería un centro que le vendría mejor a Gipuzkoa que a los transportistas. Podría establecer ese sistema para que el impuesto del hidrocarburo se quedara en el territorio y podría incorporar servicios que los camioneros consumirían. Generaría ingresos. Pero tenemos claro que tendría que ser una infraestructura donde cupieran diferentes suministradores (multi poste), porque si se lo adjudica el Cepsa o Repsol de turno, los que tienen otros operadores no irán.

- La Diputación ha anunciado que estudiará otras vías para compensar al sector...

- La legislación europea es muy estricta y no conviene dejar esa espita abierta, porque además el cliente puede tener la sensación de que de alguna manera se va a ayudar al transportista. A Alemania, por ejemplo, le van a multar por hacer un peaje que los alemanes se pueden deducir en el impuesto de matriculación. Está prohibido tomar medidas que favorezcan a un territorio. Todo lo de las vacaciones fiscales, a la larga, ha habido que pagarlo.

- ¿Qué le parece que el camionero ebrio siniestrado en la AP-8 en Oiartzun pague los gastos derivados del cierre de la autopista?

- Lo único que sabemos es que el camión era de matrícula extranjera, pero habría que saber de qué empresa era y en qué condiciones trabajaba. Muchas compañías abren sucursales en otros países para lograr contratos baratos. Hay camioneros que no se pueden permitir comer un menú de 11 euros. El sistema favorece este tipo de precariedad y luego requiere los gastos por accidente.

- ¿Y lo del alcohol?

- No se puede ir así, y creo que los profesionales no andan así. Habría que saber cuánto tiempo llevaba trabajando. Igual llevaba un mes y antes era pintor o albañil. Está pasando en nuestro sector. Habría que ver qué había comido y en qué condiciones. Tenemos que recuperar la dignidad en el sector.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate