Diario Vasco

La solidaridad toca el corazón de Tabakalera

fotogalería

Saludo entusiasta para arrancar la jornada. / REPORTAJE GRÁFICO: ARIZMENDI

  • 45 asociaciones reivindicaron su trabajo social en el centro cultural donostiarra de la mano de la red Gipuzkoa Solidaria

Salió ayer un día redondo para pasear bajo el sol de otoño pero también para refugiarse en Tabakalera, sin lluvia mediante. La razón tan poderosa no fue otra que la solidaridad, amplificada por Gipuzkoa Solidarioa, la red que pone en contacto a la asociaciones del territorio para difundir su trabajo social. Impulsada por Kutxa Fundazioa, la red brindó el espacio a 45 organizaciones dentro del llamado Forum de la Solidaridad, que celebró su quinta edición.

Desde las diez de la mañana hasta las siete y media de la tarde, hubo tiempo para todo tipo de demostraciones y talleres. A ritmo de batucada se abrió la jornada que enseguida dio muestras de originalidad. Begiris, la asociación guipuzcoana para promover la inclusión de las personas ciegas o con baja visión, organizó un partido de baloncesto a ciegas para demostrar todo lo que se puede llegar a hacer con esa discapacidad. El ratón 'Eki', un gigante de dos metros, se pasó el rato leyendo un cuento con el que promovió la igualdad, y hasta se dejó hacer fotos. También se entregaron a la causa solidaria las jugadores de hockey de la Real Sociedad Maite Azkoaga, Patricia Maraña, Marina Helguera y Paloma Maldonado.

En el inmenso patio de Tabakalera hubo sitio para la música de José María Soroa, de la asociación Nagusilan; también actuó la agrupación de Aita Menni. Se bailó euskal dan-tza y hasta el público se pudo realizar pruebas de glucemia. Por si no fuera suficiente abanico de actividades, también se habilitó la Kutxa Kultur Plaza en la cuarta planta del edificio. Por la mañana se ofreció formación a las asociaciones, una actividad de reflexión para mejorar la organización interna de las entidades. Y por la tarde se dio paso a un encuentro de mujeres de diferentes asociaciones. Manos K Rien hizo la presentación mediante lengua de signos y ayudó a los asistentes a dar sus primeros pasos en dicha lengua. Emaús Fundazioa difundió su pasaporte de ciudadanía universal, una iniciativa solidaria e intercultural. Casi dos mil personas -1846, exactamente- pasaron por las instalaciones de Tabakalera. Todo un éxito.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate