Diario Vasco

«El caso de Meryem desmonta el tópico de que todas las musulmanas llevan velo obligadas»

Félix Etxeberria, profesor de la UPV/EHU, se encuentra ahora en la Universidad de Burdeos en un programa de intercambio.
Félix Etxeberria, profesor de la UPV/EHU, se encuentra ahora en la Universidad de Burdeos en un programa de intercambio. / LUIS MICHELENA
  • Félix Etxeberria, Catedrático de Pedagogía de la UPV/EHU , La concentración en la red pública y los peores resultados académicos son «obstáculos reales» que dificultan su integración, advierte este investigador

Félix Etxeberria, catedrático de Pedagogía de la UPV/EHU, no ha pasado por alto el caso de Meryem, la donostiarra convertida al Islam a la que se le impide el acceso a un centro académico por cubrir su rostro con el niqab. El profesor sigue investigando qué acogida se hace del alumnado inmigrante en los centros escolares, esta vez desde la Universidad de Burdeos, donde ha recalado para seis meses a través del programa Ikermugikortasuna del Gobierno Vasco. «El debate sobre el velo no es el gran problema», afirma antes de meter el dedo en la llaga del sistema educativo. Y cita, entre otros retos, la concentración de alumnado inmigrante «en colegios públicos y privados más deteriorados o con menos recursos», y su rendimiento escolar más bajo en asignaturas como ciencia y matemáticas.

- ¿Qué pensó al conocer el caso de Meryem?

- Su caso plantea interrogantes sobre la conveniencia o no de acudir a clase con la cara cubierta (niqab). Hay que tener en cuenta que el pañuelo, además de ser un símbolo religioso, es también un rasgo cultural, una seña de identidad, de una comunidad que tiene una tradición y unas costumbres determinadas. También entre nosotros se utilizan pañuelos en las fiestas, por ejemplo las caseritas; nuestros niños y niñas se visten de traje para las comuniones y otras celebraciones; nuestros niños y jóvenes se visten con la camiseta de la Real, la foto del Che, la imagen de Jesús, la de AC-DC o la planta del cannabis o un sinfín de motivos que lucen orgullosos en su pecho y espalda. ¿Por qué nos tiene que molestar? Así lo ha entendido el Departamento de Educación del Gobierno Vasco, permitiendo la utilización del pañuelo en la cabeza, pero no el pañuelo que cubre la cara.

Pero el caso de Meryem va más allá.

- ¿Qué otras lecturas hace?

- Para empezar, desmonta el tópico de que todas las mujeres musulmanas que llevan velo lo hacen porque están obligadas por su familia. Meryem, en el uso de su libertad, a los 17 años, ha decidido llevar el pañuelo y cubrirse la cara. Da la impresión de que su familia no le ha obligado, aunque probablemente sí 'le obligaron' a ser bautizada y hacer la primera comunión.

- ¿Hay menores musulmanas obligadas por sus padres a llevar pañuelo?

- No podemos pasar por alto que el pañuelo puede ser una seña de discriminación, de imposición familiar en contra de la libertad de las niñas. Pero este asunto no es nada nuevo, porque probablemente también habría que hacerlo con las familias autóctonas respecto a temas como la comunión, navidades, Semana Santa. ¿La manera de vestir de nuestros niños y niñas, las ideas religiosas que les transmitimos, las fiestas y costumbres son totalmente libres o hay cierto grado de imposición?

- ¿Qué tiene que hacer la escuela si detecta un problema de imposición?

- No siempre es así, pero en todo caso, si ocurre, este hecho debiera abrir el debate sobre la libertad y los derechos de los niños y las niñas, pero el conflicto no se resuelve con la prohibición, sino con el diálogo, como intentaron en el centro donde estudia Meryem. Esto exige trabajo en la escuela, debate y cooperación entre los padres y la escuela sobre derechos humanos, libertad, etc. Todo ello significa una labor lenta, serena, un proyecto de integración conjunto y una voluntad de convivencia con los inmigrantes.

- La profesora Amelia Barquín subrayaba que el del pañuelo no es un problema de envergadura en la escuela, que hay otros más graves.

- Tendremos que preguntarnos por qué el tema del pañuelo recibe tanto eco en nuestra sociedad y sin embargo otros temas no lo hacen tanto. Puestos a tratar el tema del alumnado inmigrante, me parecen mucho más graves los problemas y los obstáculos reales que se encuentran los niños y niñas inmigrantes a la hora de integrarse en la escuela y en la comunidad.

- ¿Cuáles son?

- Existe una mayor concentración del alumnado inmigrante en los centros públicos y privados más deteriorados o con menos recursos, lo que supone un serio obstáculo para una buena integración. En el caso de Euskadi, hay una mayor proporción de estos alumnos-as en el modelo A y B, haciendo que muchos de ellos no consigan aprender la lengua vasca. En el caso de España, según la Ceapa, se destaca que los alumnos no se integran en el ritmo académico del centro por desconocimiento del idioma castellano.

- ¿Obtiene peores resultados académicos?

- El alumnado inmigrante obtiene rendimientos más bajos en las áreas de ciencias, matemáticas, resolución de problemas y lectura, según los informes internacionales PISA de los últimos años. La puntuación del alumnado inmigrante en esas materias se encuentra 50 puntos por debajo de las puntuaciones de los alumnos autóctonos. Además, las numerosas lenguas que hablan los alumnos y alumnas inmigrantes apenas tienen presencia en nuestras escuelas ni en nuestra sociedad.

- ¿No hay una integración real?

- Hay un endurecimiento progresivo de la legislación europea y española con respecto a los inmigrantes en general y a los menores en particular. En lugar de insistir en el tema de la integración se destaca el tema de la expulsión y la repatriación. Según el informe del Ararteko y otros informes sobre la evolución del racismo y la xenofobia, la opinión y actitudes de la ciudadanía hacia los inmigrantes se ha endurecido en los últimos años.

- ¿Está el profesorado preparado para dar respuesta a toda esta lista de problemas?

- No está suficientemente formado para resolver los problemas específicos que se plantean en el proceso de integrar al alumnado inmigrante en la escuela y en la comunidad. Sin olvidar otros problemas, fuera del campo educativo, como el denunciado por los diversos informes sobre la pobreza infantil en Euskadi, en donde se constata que cerca del 50 % del alumnado de nacionalidad extranjera sufre problemas de alimentación, de ropa y de frío en invierno. En el caso de los autóctonos ese índice ronda el 6%. Estos sí que son problemas de verdad y no el pañuelito de marras. Si de verdad estamos por la integración real, ya tenemos temas para preocuparnos y para empezar a debatir y trabajar.

- Pero solo debatimos del velo.

- ¿Estamos dispuestos a debatir de todo, de nosotros también, o solamente sobre el velo de ellas? Si no es así, probablemente estaremos usando el velo para desviar la atención sobre los verdaderos problemas con el alumnado inmigrante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate