Diario Vasco
Este es el material que fue hallado en el laboratorio de Irura.
Este es el material que fue hallado en el laboratorio de Irura.

Condenado a 5 años por fabricar droga en un laboratorio de Irura

  • El fallo incluye como novedad la pena por tener sustancias precursoras

  • Un cómplice huyó durante la operación policial y se halla actualmente en busca y captura

Cinco años de prisión es la pena impuesta por la Audiencia de Gipuzkoa a un vecino de Irura que, junto a otra persona que se halla en paradero desconocido, se dedicaba a elaborar en su casa droga sintética. La sentencia incluye como principal novedad la aplicación de un delito de posesión de sustancias precursoras para la elaboración de estupefacientes, una figura que en raras ocasiones se emplea.

La vista se celebró recientemente en la Sección Primera de la Audiencia, ante cuyo tribunal las defensas y la acusación pública, representada por el fiscal David Mayor, llegaron a una conformidad, después de que el acusado aceptara las propuestas del ministerio público.

El caso tiene su origen en una operación llevada a cabo por la Ertzain-tza en 2015, en una vivienda de Irura, donde los agentes descubrieron un laboratorio que contenía abundante material para la elaboración de estupefacientes. Los policías ocuparon en un registro 7,5 kilogramos de 'speed', un kilo de marihuana, 50 kilos de cafeína en polvo, ácido sulfúrico, alcohol metílico, entre otros elementos químicos que habitualmente se utilizan para la fabricación de la droga a partir de una base de anfetamina.

La operación se saldó con la detención de una persona, si bien se sabe que otra logró darse la fuga y sobre ella recae una orden de busca y captura.

Las investigaciones comenzaron a principios de 2015, ante la posible implicación de varias personas en el tráfico de sustancias estupefacientes, algunas de las cuales contaban con antecedentes policiales por ese mismo delito. El entonces Servicio de Investigación Criminal de la Ertzaintza en Gipuzkoa puso en marcha una serie de vigilancias. La evolución de los seguimientos llevó a los agentes hasta la zona industrial de Irura, donde descubrieron que dos presuntos implicados introducían de forma habitual en una vivienda bidones y otros materiales que despertaron las sospechas de los policías.

La manera de actuar de las personas investigadas indujo a los agentes a pensar que en el interior de la casa habían establecido un laboratorio destinado a sintetizar la anfetamina. Las sospechas se confirmaron cuando se procedió a la detención del encargado de la custodia del laboratorio, un varón de 43 años.

Bajo el mandamiento del Juzgado de Instrucción 4 de Tolosa, los ertzainas efectuaron una operación de entrada y registro en la casa y en una de las habitaciones descubrieron el laboratorio. Dada la cantidad de los productos ocupados, los especialistas de la Policía vasca que inspeccionaron el lugar consideran que dicha dependencia había sido habilitada para la fabricación de «speed» a gran escala.

La Policía se incautó de 7,5 kilogramos de 'speed' o anfetamina ya elaborada, 50 kilos de cafeína anhidra en polvo, utilizada como sustancia de corte, doce botellas de ácido sulfúrico con una pureza de 95-98%, 54 litros de alcohol metílico de 99,9º de pureza, elementos químicos de uso habitual para la fabricación de «speed» a partir de una base de anfetamina.

Precursores

También se hallaron útiles para el proceso de transformación de la sustancia, como ollas, batidoras, embudos, balanzas de precisión, medidores de ph, máscaras de protección, guantes y bolsas para envasar al vacío, además de un kilo de marihuana y 6.700 euros.

La Ertzaintza concluyó que la base de la anfetamina que posteriormente se sintetizaba en este laboratorio procedía de los Países Bajos.

El acusado ha sido condenado por un delito contra la salud pública y otro por «posesión de sustancias precursoras para la elaboración de droga». Esta última figura sancionada a quienes fabrican, transportan distribuyen, comercian o tenga en su poder equipos o materiales con los que se pueden confeccionar sustancias psicotrópicas. Por lo tanto en estos supuestos basta la posesión de esta clase de elementos y las sospecha de que el investigado desarrolla una actividad de narcotráfico para serle aplicado el delito. Se trata de una figura que no suele ser utilizada con demasiada frecuencia.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate