Diario Vasco

El Tribunal de Cuentas estudia reclamar las indemnizaciones pagadas por parar la incineradora

Solar donde se preveía la construcción de la incineradora de Zubieta.
Solar donde se preveía la construcción de la incineradora de Zubieta. / MICHELENA
  • Los antiguos gestores de GHK abonaron 8,2 millones de euros a las empresas adjudicatarias de la redacción del proyecto, la dirección facultativa, la construcción y la explotación de la incineradora de Zubieta

El Tribunal de Cuentas español ha iniciado un procedimiento de reintegro por alcance para reclamar a los responsables del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa (GHK) los 8,2 millones de euros abonados en concepto de indemnizaciones por la suspensión del contrato de la incineradora, decidido por Bildu en 2013.

El departamento segundo de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas publicó este jueves en los boletines oficiales un edicto en el que informa a los interesados de que disponen de nueve días para presentar alegaciones en este procedimiento.

Una vez estudiados los escritos de oposición, el departamento segundo decidirá si archiva el caso o emite una sentencia, que podría derivar en la reclamación a los antiguos gestores de GHK de las cantidades abonadas (8,2 millones) a las empresas adjudicatarias de la redacción del proyecto, la dirección facultativa, la construcción y la explotación del Centro de Gestión de Residuos de Gipuzkoa, que incluía la incineradora de Zubieta.

El Tribunal deberá establecer si ha existido "responsabilidad contable" por parte de los anteriores gestores de GHK, para lo que debe constatarse si, al suspender los contratos de adjudicación de la incineradora, se produjo un menoscabo o resultado dañoso en los fondos públicos.

El procedimiento se deriva de las conclusiones extraídas en el informe de fiscalización de GHK elaborado por el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas, referido al año 2012 y publicado en 2014.

Este informe señalaba una "situación de incertidumbre" y "salvedades" de "gran importancia" vinculadas a la suspensión de los contratos y las indemnizaciones pagadas a las empresas adjudicatarias.

Otros cinco millones por trabajos ejecutados

El contrato para la construcción de la incineradora fue suscrito en marzo de 2011 por el gobierno foral del PNV, apenas dos meses antes de las elecciones que llevaron a Bildu al Gobierno de la Diputación de Gipuzkoa.

La adjudicación se cerró por un importe de 272,9 millones de euros, pero dos meses después, cuando Bildu se hizo con la mayoría en los organismos de gestión de los residuos de Gipuzkoa, GHK decidió suspender "temporalmente" los contratos, que resolvió definitivamente el 13 de noviembre de 2013.

Como consecuencia de la anulación de estas adjudicaciones, el consorcio tuvo que pagar 8,2 millones de euros a las empresas adjudicatarias, además de cerca de 5 millones de euros más por los trabajos ya ejecutados.

El informe del Tribunal de Cuentas del País Vasco relató estos hechos, que el Tribunal de Cuentas español ha considerado que pueden constituir un caso de responsabilidad contable, motivo por el que ha iniciado el procedimiento de reintegro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate