Diario Vasco

Malestar municipal al no recibir respuestas de Prisiones

El pasado mes de mayo, el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, envió una carta a Instituciones Penitenciarias en la que le instaba a que se ejecutara la cárcel de Zubieta y se procediera al posterior derribo de la vieja prisión de Martutene, cuya ubicación «obstaculiza» el desarrollo urbanístico de la ciudad. Cinco meses después, en el consistorio no ocultan su «malestar» no solo porque no se licite la obra, sino porque ni siquiera han recibido contestación a la misiva del primer edil de San Sebastián.

En la carta, Goia explicaba que la parálisis de la que ha sido objeto el proyecto en estos años hipoteca el desarrollo urbanístico de Donostia en Txomin Enea, la actuación en materia de vivienda más importante que ahora se acomete en Gipuzkoa.

El expediente de la cárcel es por este motivo una cuestión «prioritaria» para San Sebastián. Este año han comenzado las obras de la primera fase en Txomin Enea, donde está prevista la construcción de 929 viviendas, en un nuevo barrio con instalaciones deportivas, plazas, paseos... A las que se deberían sumar a medio plazo otras 400 en la segunda fase. Pero para que esta segunda fase se pueda impulsar es necesaria la construcción de la nueva cárcel y el derribo de la vieja.

262 reclusos en Martutene

En la actualidad, la cárcel de Martutene cuenta con 262 reclusos, distribuidos en 118 celdas. Nada que ver con el pico de 420 al que se llegó en 2011. Tras las razones de este descenso se encuentran las últimas reformas del Código Penal, por la que delitos como el tráfico de drogas tienen ahora penas más nuevas y hay más fórmulas alternativas a la prisión para cumplir la condena.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate