Diario Vasco

El padre «nada hizo»

La sentencia de la Audiencia afirma que el padre de la menor, tendiendo en cuenta la edad que tenía su hija, «debió tomar las medidas adecuadas para asegurarse de que comprendía el alcance de los medios y elementos electrónicos que ponía a su disposición y también las oportunas medidas para el correcto uso que hacía de ellos».

La Sección Tercera, señala que, sin embargo, «nada hizo» y añade que las únicas medidas que adoptó fueron «las posteriores a ser por todos conocidos los hechos».

«Es evidente (...) que esa presión - que sufrió la profesora- también tuvo su razón de ser en la falta de diligencia del referido progenitor». Destaca la Audiencia que, asimismo, sostiene que no tomó las «precauciones debidas» para impedir que utilizara una cuenta creada por ella en una red social para ofender humillar, menospreciar y, en definitiva, destrozar moralmente a una persona».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate