Diario Vasco

El Colegio de Dentistas de Gipuzkoa alerta de que crecen las quejas por mala atención

Hace tres años hubo la mitad de reclamaciones que el presente.
Hace tres años hubo la mitad de reclamaciones que el presente.
  • En lo que va de año se han registrado 28 reclamaciones, tantas como en todo 2015, «por la proliferación de publicidad mercantilista»

Algo tan molesto como un dolor de muelas puede derivar en un intenso dolor de bolsillo. Lo barato puede salir caro si no se es prudente a la hora de elegir la clínica, según advierten desde el Colegio de Dentistas de Gipuzkoa, donde en lo que va de año se han registrado ya 28 reclamaciones de pacientes, la misma cifra que en todo el año pasado. El órgano colegial relaciona el incremento de incidencias «con la proliferación de la publicidad mercantilista» y muestra su preocupación por el aumento de pacientes insatisfechos, «ya que este dato revela que en las clínicas con marcada orientación mercantilista la búsqueda de la rentabilidad adquiere mayor importancia que la correcta acción sanitaria».

Entre las quejas presentadas, se dan casos de pacientes a los que «se les ha empujado a endeudarse por adelantado» para financiar unos tratamientos que finalmente no se pueden realizar. Hay quienes se muestran «decepcionado»s por el tratamiento recibido en una clínica a la que acudieron «seducidos por publicidades confusas».

Desde el Colegio de Dentistas de Gipuzkoa recuerdan que «con la salud no se juega», y advierten a la sociedad del «riesgo» que supone «la existencia de clínicas que anteponen el beneficio económico a la salud de los paciente y banalizan el acto médico». Si en 2013 fueron 16 las reclamaciones presentadas en el territorio, al año siguiente fueron 24 y el pasado 28, tantas como este 2016.

Rotación de personal

Hasta el 30 de septiembre, el 64% de las reclamaciones recogidas correspondían a clínicas que «ceden a la tentación de utilizar publicidad mercantilista», cuando sin embargo apenas representan el 15% del total de clínicas profesionales. Entre los motivos de la preocupación, los responsables colegiales apuntan «a la rotación de profesionales, habitual en este tipo de clínicas».

Según subrayan en el comunicado difundido desde el colegio, el tribunal de justicia de la Unión Europea ha concluido en un informe no vinculante que los Estados Miembros tienen potestad para restringir, con unos determinados límites, la publicidad sanitaria.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate