Diario Vasco

Objetivo, controlar cuánto enredan los menores en la red

Alex Adrada y Miguel López de Ceballos muestran la app que van a presentar en Silicon Valley.
Alex Adrada y Miguel López de Ceballos muestran la app que van a presentar en Silicon Valley. / AYGÜES
  • Crecen las aplicaciones que limitan el tiempo de uso de los móviles

Primera recomendación: un móvil es una herramienta útil y potente al que no hay que tener miedo. Segunda: es más que probable que su hijo o su hija de diez años le pida tener uno y puede que no sea mala idea que empiece a utilizarlo. En el terreno más práctico, tenga cuidado después de utilizar su ordenador. Apague su sesión. Por muy segura que sea una página contra la intrusión de menores, su chaval puede utilizarlo y entrar en cualquier web con la identidad de su padre o de su madre.

Ocurre en muchas ocasiones que esa precaución no se tiene en cuenta y un menor entra en cualquier web con la identidad de sus mayores. «Nadie deja el fuego de la cocina puesto para irse a dar una ducha», comparan Miguel López de Ceballos y Alex Adrada.

En pleno debate sobre la seguridad de las redes y de internet, cuando la deuda de un crío de doce años que quería ser 'youtuber' asciende a los 100.000 euros y el mundo adulto se tira de los pelos, dos donostiarras Miguel López de Ceballos, especialista en marketing, y Alex Adrada, diseñador de producto digital, presentarán la semana que viene en el centro científico de Silicon Valley una app para controlar el resto de las aplicaciones. Han contado con la colaboración del italiano Dario Mazzella y del madrileño Leo Pérez y han sido premiados en diferentes certámenes, entre ellos, el de la Sociedad de Fomento de San Sebastián.

Limitar el uso

La idea surgió porque el padre de Miguel quería limitar el uso del móvil a su hija de quince años y no sabía cómo. Los mil wasaps que podían llegarle en una noche, como a tantos adolescentes mientras duermen, le ponían más que nervioso.

La aplicación tiene dos objetivos: medir la eficacia a la hora de emplear el tiempo al contabilizar cada día cuántas horas ha empleado un adulto en estar pendiente de aplicaciones que no necesitaba, y el control y limitación por parte de los padres del tiempo que utilizan sus hijos en las distintas redes. La iniciativa ya está disponible en Play Store bajo el nombre de Stopapp y es casi una forma didáctica de control de las redes.

López de Ceballos y Adrada advierten que Stopapp no entra en los contenidos que podrán visionar los adolescentes, una preocupación de las familias, pero sí en que sus padres y ellos puedan limitar el tiempo de uso y aprender así cómo utilizar las herramientas digitales.

«Tienen que tener móvil y hay que quitar el miedo a comprar una herramienta tan potente. Pero hay que saber administrarlo. Los padres pueden acordar con sus hijos que no se pongan en marcha las app durante la noche, o durante el horario escolar... O limitar el uso de Instagram o Facebook a una hora diaria. Lo que hemos hecho es que el chaval tenga un incentivo a cambio de cumplir con estas normas como son sorteos y regalos en la propia app que regula las otras. No hablamos de quitarle el móvil a nadie, pero sí de regular la utilización excesiva».

Pocos adolescentes estarían de acuerdo con la afirmación de 'utilización excesiva', pero estos emprendedores sí consideran que hay que limitarla. «Sabemos también que más allá de que las redes sean una herramienta fácil para hacer bullying a un compañero de clase, el que quiera hacerlo lo hará por más obstáculos que le pongan. Sabemos también que Instagram es una forma de exhibición y de ganar popularidad... Y que concienciar y sensibilizar es la mejor arma».

De momento, surgen nuevas herramientas como esta que, de paso, puede servir también para que cualquier adulto contabilice cuanto tiempo pierde.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate