Diario Vasco

Detenido un afgano tras incendiar otras tres motos en San Sebastián

vídeo

Una motorista pasa por delante de las motos incendiadas ayer de madrugada en el barrio de Intxaurrondo. / ARIZMENDI

  • Con su arresto y la imputación de otra persona el mes pasado, la Ertzaintza y la Guardia Municipal dan por esclarecida la oleada de quemas de motocicletas

Se había convertido en el enemigo público número uno de la ciudad. La Guardia Municipal de Donostia y la Ertzaintza llevaban meses tras sus pasos. Ambos cuerpos tenían algo más que meras sospechas de que pudiera ser el autor de parte de los incendios de motocicletas registrados los últimos meses en Donostia. Ayer de madrugada, después de varias semanas sin dar señales de vida, volvió a la carga. Pero esta vez, las cosas no le fueron nada bien. Su plan fracasó y fue arrestado después de prender fuego a tres motos. La Policía halló en su poder un bidón con gasolina y dos mecheros. El detenido es un hombre de 49 años, de nacionalidad afgana.

Con el arresto de este individuo y tras la imputación hace dos semanas a un 'sin techo' de otros incendios, tanto la Guardia Municipal como la Ertzaintza dan por esclarecidas las quemas de motos registradas al menos desde la primavera en la capital donostiarra.

La última de las detenciones se practicó ayer. Fuentes de la Guardia donostiarra y del departamento de Seguridad informaron de que los hechos comenzaron en torno a las cuatro de la madrugada. La Ertzaintza y la Policía local fueron alertadas de la existencia de un incendio en la calle Extremadura, en el barrio de Intxaurrondo. Los informantes advirtieron de que dos motocicletas habían ardido como consecuencia de un fuego que habría sido provocado de forma intencionada.

Agentes de la Guardia Municipal se desplazaron al lugar y pudieron facilitar una descripción del presunto autor de los hechos. Se trataba de un varón de mediana edad que se desplazaba en bicicleta y que tras dar fuego a las motos se habría dirigido hacia el barrio de Gros.

Desde el Centro de Coordinación de la Ertzaintza se procedió a transmitir la información a todas las patrullas de servicio en la ciudad. Al poco de recibir la comunicación, una de las unidades policiales detectó la presencia del sospechoso cuando circulaba por la avenida de Navarra.

Sin embargo, aun cuando los agentes estaban en disposición de proceder a su detención, la localización de otra motocicleta envuelta en llamas en la misma avenida, a la altura de la calle Marino Tabuyo, les obligó a atender primero la emergencia. Los agentes se desplazaron hasta el lugar del siniestro y sofocaron el fuego con el extintor que llevaban en la propia dotación.

Interceptado

Minutos después, otra patrulla de la Policía interceptó al presunto autor de los hechos en la calle Bermingham. En el momento de su identificación, los ertzainas le ocuparon una botella con gasolina y dos mecheros. Agentes de la Guardia Municipal confirmaron posteriormente que se trataba de la misma persona que habían visto tras el incendio provocado de Intxaurrondo.

El detenido, varón, de 49 años de edad, fue detenido bajo la acusación de un delito de daños por incendio. Seguridad, asimismo, informó de que el arrestado estaba siendo investigado por la Ertzaintza por un incendio intencionado registrado a finales del pasado mes de mayo en un piso de la Parte Vieja donostiarra, donde residía de forma ilegal. El fuego se produjo el mismo día en el que el ahora arrestado debía abandonar la vivienda, lo que en su momento llevó los investigadores a sospecha que se trataba de un acto de venganza contra el propietario de la vivienda en la que habitaba.

El detenido fue conducido a dependencias policiales, donde se cumplimentará el correspondiente atestado. Posteriormente, el sospechoso será conducido a presencia de la autoridad judicial.

La detención de este individuo se suma a la imputación de otra persona el pasado 20 de septiembre que fue sorprendida por una patrulla de la Ertzaintza cuando supuestamente se disponía a incendiar varias motocicletas. Entonces, agentes no uniformados de la Policía autonómica descubrieron al sospechoso, un 'sin techo' de 44 años y con 27 detenciones anteriores, junto a varias motocicletas estacionadas en la calle Urdaneta. El individuo había movido los vehículos para aproximarlos unos a otros. Una de las motos tenía un papel enrollado en el manillar y encima se localizó una caja de cerillas de las grandes. Ante las evidencias, los agentes procedieron a su identificación.

Policialmente resuelto

Con la detención de ayer y la imputación del pasado mes de septiembre, la Guardia Municipal y la Ertzaintza consideran policialmente esclarecida la oleada de incendios de motos en Donostia que empezó en el mes de abril.

Fuentes policiales creen que los dos individuos actuaban cada uno por su cuenta, de forma que no había ninguna conexión en sus acciones y tampoco una planificación. Se considera que el ciudadano afgano actuaba en la zona de Gros, de manera que se le atribuyen, además de los dos fuegos de ayer, los registrados los días 23 de julio, 24 de agosto y 6 se septiembre. Este último se produjo en la plaza de Vasconia.

Al otro sospechoso se le imputa, al menos, el registrado en la calle Azpeitia, en el barrio de Amara, donde ardieron cinco motos.

Fuentes policiales, sin embargo, albergan ciertas dudas sobre la autoría de la quema de otras cinco motos en la Parte Vieja el 18 de abril. Este suceso no está esclarecido del todo y si bien podría ser obra de alguna de las personas ahora investigadas, tampoco se descarta que fuera causado por otro individuo.

El concejal de Seguridad Ciudadana de San Sebastián, Martín Ibabe, manifestó que pese a los arrestos practicados, «no se puede garantizar» que este tipo de hechos no vayan a repetirse en la ciudad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate