Diario Vasco

Una empanadilla dulce, aportación de los Arzak a San Sebastián 2016

vídeo

Vídeo: Entrevista con Arzak // Foto: Juan Mari y Elena Arzak sobre el escenario de San Sebatián Gastronomika. / EFE

  • Los asistentes a este congreso han abarrotado el auditorio del Kursaal para seguir la ponencia de los chefs donostiarras

Los cocineros Juan Mari y Elena Arzak han llevado el lema de Donostia 2016, cultura para convivir, a la carta de su restaurante, a una empanadilla dulce con la que se suman al año de la Capitalidad Europea de la Cultura y que han presentado hoy en el congreso San Sebastián Gastronomika.

Los asistentes a este congreso -organizado por El Diario Vasco- han abarrotado el auditorio del Kursaal para seguir la ponencia de los chefs donostiarras, que además han desvelado la elaboración de otros dos platos: el "rape Cleopatra" y el "pichón con plumas de patata".

Elena Arzak ha asegurado que la gastronomía y la alta cocina son "herramientas indispensables" para "acercar y conocer culturas" y para aprender "a ponernos en el lugar del otro". Su forma de aportar su "granito de arena" a la celebración de San Sebastián 2016 ha sido con la creación de esta particular empanadilla, el plato que probablemente se hace en más lugares del mundo.

"¿Dónde no encuentras cualquier cosas que esté envuelta o rodeada de pasta de pan?", ha apostillado Xabier Gutiérrez, que junto a su compañero del laboratorio de Arzak, Igor Zalakain, han cocinado la receta 'in situ'.

Chocolate, leche y nata

De chocolate, leche y nata está elaborado el relleno de esta empanadilla, cubierta por una masa "gomosa" hecha con azúcar de caña y miel, y mezclada con almendras y claras de huevo.

Esta sazonada con manuca en polvo, procedente de un árbol de Nueva Zelanada, y acompañada por aceituna deshidratada, naranja y por una salsa agridulce de tamarillo, un tomate originario del Perú, que ahora se puede encontrar en muchos lugares.

Elena Arzak ha explicado que la idea de este plato mestizo es mostrar que se puede convivir "tanto en la cocina como en la mesa y en la multiculturalidad". "Nos ha parecido que era muy enriquecedor y que tiene mucho que ver con la cocina y con su evolución en los últimos 50 años", ha agregado.

La hija de Juan Mari Arzak, reconocida con numerosos premios, ha señalado que optaron por una empanadilla de este tipo por hacer "algo diferente" y porque el dulce suele ser "del gusto general".

Les ha llevado alrededor de cuatro meses conseguir la textura "agradable" que deseaban para este plato, que ya han incorporado a la carta del restaurante y que ha tenido "mucha aceptación".

Arzak tiene una clientela internacional, pero en los últimos tiempos no han pasado por el establecimiento comensales egipcios que les puedan aclarar si el jeroglífico de pasta de calabaza y garbanzos que realizan con una plantilla para su "rape Cleopatra" quiere decir realmente lo que ellos suponen: "espero que te guste".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate