Diario Vasco

El buen tiempo tiene las horas contadas

vídeo

Mucha gente se acercó ayer a la playa. / EFE

  • El veranillo de San Miguel dejó ayer temperaturas que rozaron los 30 grados en varios puntos de Gipuzkoa

El de San Miguel, más que veranillo fue verano. La jornada en la que ayer se celebró la festividad del santo fue algo más cálida. El viento sur que muy pronto tendrá la consideración de 'palomero' hizo que los termómetros en algunos lugares de la comunidad autónoma rozar los treinta grados. La máxima en Gipuzkoa se midió en Hondarribia, con unos espectaculares 29,4º, seguido de Beasain, donde llegaron hasta los 29,1º. También hizo calor en Vitoria. Allí, la máxima fue 28,6 grados.

El viento sur elevó también la temperatura en la costa. En Zumaia, por ejemplo, se midieron 27,4º, si bien por la tarde el termómetro empezó a descender rápidamente como consecuencia de la entrada de viento del norte desde el mar.

En el interior de Gipuzkoa, los valores fueron más que agradables, con máximas de 27,5 en Aretxabaleta, 26,8 en Elgeta o 26,4 en Zumarraga. En el observatorio del monte Igeldo se midieron 26 grados, por 28º en Loiu.

Hoy, la situación, sin embargo, cambia. Irá empeorando con el paso de las horas, pronostican desde la agencia vasca Euskalmet. Durante la mañana predominarán los cielos despejados y soplará viento flojo del sur, «por lo que las temperaturas, aunque tenderán a bajar, se mantendrán en valores entre los 25 y 28 grados».

Por la tarde, sin embargo, la cercanía de un frente frío fijará el viento del norte y las nubes comenzarán a llegar por el oeste, «nubes que, además, dejarán algo de lluvia en forma de chubascos ocasionales», precisan desde la agencia vasca.

Mañana, primera jornada del fin de semana, el ambiente será gris y húmedo. Un frente frío dejará precipitaciones y abundante nubosidad que afectará en mayor medida a la mitad norte.

Con la llegada del frente, según Euskalmet, se espera un desplome de las temperaturas máximas, que apenas alcanzarán durante el día los 18-20 grados. El viento soplará del norte-noroeste. Por la tarde-noche las precipitaciones remitirán y la nubosidad comenzará a romperse.

Mejoría el domingo

El domingo habrá una mejoría, de forma que se espera que deje de llover. No obstante, durante la primera mitad de la jornada podría caer algunas gotas. Según transcurra el día, comenzarán a vislumbrarse algunos claros. Las temperaturas en la costa oscilará entre los 12 grados de minina y 19 de máxima. En el interior, el mercurio caerá hasta los 10 grados de madrugada y las máximas se quedara en los 18º.

Y mientras el otoño avanza, el nivel de precipitaciones se mantiene bajo. Ello hace que los embalses de Gipuzkoa no terminan de iniciar la remontada. Sin bien las precipitaciones de hace dos semanas no les vinieron nada mal, el caso es que ya hay dos que han entrado en situación de alerta. Se trata del de Ibaieder que se encuentra al 54% de su capacidad. La reserva, situada en el Urola y que abastece a una población de 68.600 habitantes, se encontraba el pasado año por estas fechas en el 64%.

El embalse de Urkulu, por su parte, está en prealerta, aun cuando permanece al 70% de llenado. El año pasado por estas fechas, la presa del Alto Deba se encontraba cuatro puntos por encima.

El resto de los embalses presentan un buen nivel. Aixola está al 80%; Barrendiola, al 74; Lareo, al 73%; Ibiur, a 77, y Arriaran, al 57%.

Por su parte, el embalse de Endara que abastece a la comarca de Txingudi se encuentr al 78%.

Por ultimo, el Añarbe, que suministra a la comarca de Donostialdea, está al 72% de su capacidad, según la página web de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate