Diario Vasco

Investigadores de la UPV valorizan restos marinos de Gipuzkoa

El grupo Biomat de la UPV ha impulsado un programa para valorizar residuos marinos de la costa guipuzcoana (residuos de calamar, pescado y algas) para la obtención de nuevos materiales. Esta línea de investigación ofrece una nueva visión de los plásticos alineada con los principios de la economía circular, basada en «preservar y mejorar el capital natural, controlando las existencias finitas y equilibrando los flujos de los recursos renovables», según los investigadores.

La investigación del grupo hace especial hincapié en la valorización de subproductos o residuos industriales a través de procesos que minimizan el uso de recursos, tanto materiales como energéticos, para obtener productos competitivos y sostenibles.

Según Pedro Guerrero, investigador del Departamento de Ingeniería Química y del Medio Ambiente de la Escuela de Ingeniería de Gipuzkoa, «la creciente preocupación sobre la contaminación ambiental debe conducir al desarrollo de nuevos productos basados en materiales renovables con menor impacto ambiental durante su ciclo de vida».

La demanda europea de plástico en 2014, según la asociación PlasticsEurope (2015), fue de 47,8 millones de toneladas, de las cuales el 90% procedía de fuentes no renovables. Además, 25,8 millones de toneladas de plásticos terminaron en la basura, de los cuales el 30,8% finalizó su ciclo de vida en vertederos debido a que ésta todavía sigue siendo la primera opción para la gestión de residuos en muchos países de la UE.

Actualmente, Biomat trabaja en un proyecto, financiado por la Diputación de Gipuzkoa, en el que utiliza como materia prima residuos de la costa guipuzcoana para la obtención de proteínas y polisacáridos (celulosa y quitina).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate