Diario Vasco

«Hemos logrado una solución parcial para los próximos tres años»

  • El diputado de Medio Ambiente asegura que con Mutiloa no se abre un nuevo vertedero, sino que se «readapta» para residuos urbanos

El diputado foral de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, valoró de forma positiva la adjudicación del servicio de tratamiento de basuras a un vertedero privado en Mutiloa. «Con Meruelo teníamos una limitación, ya que no podíamos mandar más de 80.000 toneladas y solo hasta finales de 2017. Necesitábamos sí o sí un vertedero y ya tenemos una solución parcial para los próximos tres años», señaló.

Eso sí, el también presidente de GHK insistió que el de Mutiloa es un vertedero que ya existe. «Nosotros siempre hemos dicho que no queríamos abrir nuevos vertederos. Otra cosa es que se readapte un vertedero que estuviera recibiendo productos industriales para que trate residuos urbanos». Según explica, «la empresa adjudicataria solicitó los permisos al Gobierno Vasco, se los han concedido y ya tiene la autorización para transformar el vertedero y recibir residuos sólidos urbanos».

El vertedero industrial Lurpe de Mutiloa, abierto en 1998, fue rehabilitado en 2006 por la empresa Cespa -adquirida por Ferrovial-, que invirtió 7,2 millones para habilitar un depósito controlado de residuos inertes y no peligrosos. En su día se barajó como destino de las escorias que pudiera generar la planta de residuos de Zubieta, si bien este extremo no se llegó a concretar.

A partir de ahora, Ferrovial deberá adaptar las instalaciones para poder recibir 102.000 toneladas de residuos sólidos urbanos de Gipuzkoa cada año. «Entre otras cuestiones deben crear una celda para que no haya filtraciones de lixiviados, con las condiciones fijadas por el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, que revisará que todo está correcto», recalcan en la Diputación.