Diario Vasco

Hiru dice que los transportistas guipuzcoanos serán los más perjudicados por el peaje en la N-1

  • El sindicato acusa la Diputación de «mentiras» y asegura que «todo es una simple cuestión de matemáticas»

El sindicato de transportistas autónomos vascos, Hiru, ha dicho este martes que es "mentira" que los transportistas de Gipuzkoa serán los menos perjudicados con el sistema de pajes para vehículos pesados que se implantará en la carretera nacional N-I a su paso por este territorio.

Hiru ha rechazado así, en un comunicado, las declaraciones realizadas el lunes por la diputada de Infraestructuras Viarias de Gipuzkoa, Aintzane Oiarbide, quien insistió en que el sistema de peajes ha sido diseñado para intentar disminuir su afección entre los transportistas locales.

"No nos cansaremos de repetir que es mentira", ha subrayado Hiru, que asegura que se trata de una "simple cuestión matemática".

Pone como ejemplo el caso de "un transportista que realiza servicios diarios de Beasain a Altsasua y que hace, por ejemplo, ocho viajes, es decir, 16 pasos por el arco de Etzegarate" con lo que "tendrá que pagar más de 60 euros al día", mientras que otro "de fuera" sólo atravesará el arco, "como mucho", dos veces a la semana.

«Financiación pública»

Hiru insiste en que la financiación de la construcción y el mantenimiento de las "carreteras públicas tiene que ser pública" y opina que no se puede pretender que sea "un sector en concreto" el que las pague.

Considera además que "no es cierto" que estos peajes provocarán un trasvase del tráfico a la AP-1 ya que, según recalca, los transportistas precisan "una red de servicios" con gasolineras especializadas y talleres que están ubicados en la N-I.

Hiru ha pedido a la Diputación de Gipuzkoa que "hable claro" y reconozca que "sabe" que serán "los transportistas de aquí los más afectados por el peaje que quiere instaurar".