Diario Vasco

El sistema de peaje para camiones en la N-I inicia su tramitación en Juntas

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide.
La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide. / Unanue
  • Se implantará en 2018N-I y el coste para los vehículos que realicen el recorrido entre Etzegarate y Irun será de 10 euros

El sistema de peaje para transporte pesado en la N-I, en Gipuzkoa, que cobrará un máximo de diez euros a los camiones que realicen el recorrido completo entre Etzegarate e Irun, se implantará en 2018 después de que el proyecto de norma foral que lo regula haya iniciado este lunes su tramitación parlamentaria.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ha presentado en las Juntas Generales de Gipuzkoa este proyecto de norma foral que regula un sistema que ha sido diseñado para el pago del mantenimiento de la carretera nacional N-I en este territorio.

Oiarbide ha explicado que el texto normativo será previsiblemente aprobado a finales de este año en las Juntas, donde PNV y PSE-EE, partidos que integran el gobierno foral, cuentan con mayoría.

La diputada foral ha dicho que con este sistema "se desbloquea" un asunto que "Bildu no consiguió sacar adelante en la anterior legislatura" y se logra, por primera vez, que todos los camioneros que no son de Gipuzkoa contribuyan al mantenimiento de esta vía lo que supone, a su juicio, "hacer justicia".

Ha recordado que la N-I es una infraestructura que está en el eje transeuropeo que es utilizada cada día por unos 12.000 camiones, de los cuales más del 60 % no son de Gipuzkoa.

El sistema, denominado AT, ha sido diseñado también para intentar disminuir la afección del peaje entre los transportistas guipuzcoanos ya que la directiva europea no permite realizar ningún tipo de bonificación por razón de origen.

Por este motivo, se han establecido tres tramos diferenciados entre el puerto de Etzegarate y la frontera de Irun de manera que el coste para los vehículos que realicen todo el recorrido será de 10 euros, pero los tramos intermedios, que efectúan con mayor frecuencia los transportistas guipuzcoanos, no alcanzarán el euro.

Este sistema incluirá la colocación de seis arcos, uno en cada sentido, en tres puntos: Etzegarate, Andoain, antes de la incorporación de la A-15 que conduce a Pamplona, e Irun.

Oiarbide ha insistido en la importancia que tendrá esta norma foral en los presupuestos de la Diputación ya que, cuando entre en vigor, los tres millones de euros que se destinan al mantenimiento de esta carretera se podrán dedicar a políticas sociales o reactivación económica.

Ha destacado también que la implantación de este peaje en la N-I, que deberán pagar todos los vehículos con un peso autorizado superior a 3,5 toneladas, servirá asimismo para equilibrar el tráfico de camiones ya que se prevé un trasvase a la AP-8 y a la AP-1.

Oiarbide ha explicado que, tras la adjudicación e implantación del sistema, los dos o tres últimos meses de 2017 se dedicarán a realizar pruebas antes de su entrada en vigor prevista, en principio, para el 1 de enero de 2018.

El juntero de EH Bildu Iban Asenjo ha opinado que se trata de una "propuesta basada en el proyecto Arkupe", el sistema de peajes para los vehículos pesados que propuso el gobierno foral de Bildu en la anterior legislatura.

Asenjo ha afirmado que el voto de EH Bildu en el pleno de las Juntas dependerá de la receptividad que tengan sus propuestas para mejorar este sistema de peajes pero ha recalcado que, en todo caso, la coalición abertzale actuará con "responsabilidad".