Diario Vasco

Piden 7 años para un hijo con esquizofrenia que intentó asesinar a su madre en casa

  • El juicio está previsto que se celebre esta semana en la Audiencia Provincial de Gipuzkoa

  • La Fiscalía solicita también que el acusado sea internado durante ocho años en un centro donde pueda ser tratado de la enfermedad que padece

La agresión fue brutal. La víctima salvó la vida poco menos que de milagro. El autor fue su propio hijo, quien en un estado de enajenación mental atacó a su madre. La Fiscalía de Gipuzkoa solicita para el acusado una pena de siete años de prisión. Pide, además, que sea internado en un «centro médico adecuado» para ser tratado de la patología que padece. Asimismo, la acusación pública reclama una medida de alejamiento.

El caso será juzgado esta semana en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa. Según el escrito de conclusiones provisionales elaborado por la Fiscalía, los hechos tuvieron lugar sobre la una de la tarde. El procesado se dirigió a su madre que estaba sentada en la cocina de casa, de espaldas a él, y «con la intención de acabar con su vida», le propinó varios golpes en la cabeza con un cazo.

Tras los impactos, la víctima trató de alcanzar la ventana para pedir auxilio, momento en el que su hijo le asestó varias puñaladas con un cuchillo chuletero. Como consecuencia de esta segunda acometida, la mujer sufrió lesiones en el cuello, además de en el tórax, brazos y también en las piernas.

El texto de la Fiscalía relata que tras la agresión, la madre cayó al suelo, momento en el que acusado le propinó un nuevo golpe en la cabeza esta vez con una silla y también con una placa metálica.

La mujer consiguió arrastrarse hasta la entrada del domicilio, donde fue nuevamente atacada por su hijo, que en esta ocasión le asestó varias puñaladas en los tobillos y le propinó un fuerte golpe con un cenicero en la cabeza.

Como consecuencia de las agresiones, la mujer fue trasladada al Hospital del Alto Deba, donde fue intervenida quirúrgicamente de urgencia a causa de la herida que presentaba en el cuello, si bien posteriormente fue evacuada al Hospital Santiago de Vitoria, donde quedó ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Heridas y fracturas

La madre sufrió numerosas heridas además de diversas fracturas, entre ellas la del hueso occipital derecho a causa del traumatismo que sufrió en esa zona. Las lesiones que presentaba requirieron para su curación, además de una primera asistencia facultativa, tratamientos quirúrgicos y de rehabilitación.

La Fiscalía considera que en el momento de los hechos, el hijo tenía sus facultades «intelectivas y volitivas gravemente limitadas» como consecuencia de la esquizofrenia paranoide continuada que padece.

Pese a esta circunstancia, el ministerio público imputa al acusado un delito de asesinato con alevosía en grado de tentativa, por el que pide siete años de prisión y ocho años de internamiento en «un centro médico adecuado a la anomalía psíquica que padece».

En este sentido, Gipuzkoa cuenta con equipamiento pionero en la atención a personas que padecen una enfermedad mental y se hallan inmersas en procedimientos penales. Se trata de la Unidad de Psiquiatría Legal de Aita Menni, en Arrasate. El servicio, uno de cuyos mayores impulsores ha sido el actual presidente de la Audiencia, Iñaki Subijana, es único en el Estado español. Las personas con trastornos psíquicos que han cometido delitos son derivados a esta unidad que fue inaugurada hace tres años, donde reciben un tratamiento adecuado a la patología que sufren.

Además, en el caso de la agresión del hijo, la Fiscalía solicita que se le prohiba acercarse a su madre durante quince años a una distancia inferior a 500 metros. De la misma manera reclama que tampoco se comunique con ella. Por último, pide que el acusado le indemnice con 5.000 euros por los daños morales ocasionados.

El juicio por estos hechos tendrá lugar el miércoles de esta semana, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, en Donostia.