Diario Vasco
Mesa redonda en la última edición de Passion for Knowledge.
Mesa redonda en la última edición de Passion for Knowledge. / MIKEL FRAILE

La élite de la investigación se reúne en Donostia

  • El encuentro, organizado por el DIPC, reunirá esta semana en San Sebastián a cuatro premios Nobel y a grandes nombres del universo científico

  • Llega Passion for Knowledge, el festival que reúne en Donostia a la élite de la investigación

Donostia se llenará esta semana de astros rutilantes de la ciencia que invadirán la ciudad dispuestos a compartir tanto saberes como ignorancias. Dudley Herschbach, premio Nobel de Química, hablará por ejemplo sobre los «científicos intrépidos y perseverantes» capaces de lograr «cosas maravillosas, consideradas imposibles». Martin Karplus, también Nobel de Química, expondrá las maravillosas fotografías que tomó hace 50 años, cuando aún no imaginaba que algún día viajaría a Donostia para dar una charla sobre el movimiento en los seres vivos.

No estarán solos. A la fiesta se unirán los nobeles Klaus von Klitzing y Claude Cohen-Tannoudji, así como John Pendry, Jocelyn Bell Burnell, Alessandra Buonanno, Álvaro de Rújula o Rafael Yuste, entre muchos otros. Será toda una aventura que empezará mañana y concluirá el próximo sábado.

Durante estos días cuatro premios Nobel y destacados investigadores de talla mundial convertirán San Sebastián en el centro de un planeta en el que todo el que lo desee podrá navegar en los mares de la invisibilidad a bordo de máquinas que aprenden a ver bajo fuegos artificiales cósmicos que iluminan los cielos infinitos de las partículas elementales y el universo. William Friedman, de la Universidad de Harvard, contará la historia de un hombre que abandonaba su despacho para pasear entre árboles y fotografiarlos, y que no es otro sino él mismo. Los bertsolaris Amets Arzalluz, Andoni Egaña y Maialen Lujanbio mostrarán las claves del proceso creativo en la improvisación de un bertso. La lista de actividades y de combinaciones entre ciencia y creatividad es tan amplia como experimentos caben en la imaginación de un científico. O casi.

Todo es cultura

Todo esto cabe en el festival de la ciencia Passion for Knowledge (Pasión por el conocimiento), que el Donostia International Pshysic Center (DIPC) organiza por tercera vez para promover la ciencia «como actividad cultural clave que contribuye además al progreso social económico». La edición está integrada dentro de la Capitalidad Cultural Europea 2016.

La sede principal será el teatro Victoria Eugenia, en el que los investigadores ofrecerán conferencias abiertas al público en general. También se han programado actividades paralelas en Bilbao y en Burdeos, esta última organizada en el marco de Euskampus de la UPV/EHU. Todas las charlas tendrán traducción simultánea y serán de acceso libre y gratuito hasta completar el aforo, aunque la organización recomienda inscribirse de antemano en la web p4k.dipc.org.

El propósito último de Passion for Knowledge es que la ciencia cale en la sociedad y mostrar que «es parte esencial de la cultura humana», algo que no siempre se tiene lo suficientemente en cuenta. «La ciencia es una actitud estéticamente bella, culturalmente importante y económicamente decisiva», sostiene Pedro Miguel Echenique, presidente del DIPC. Por ese motivo, uno de los objetivos del festival es que «la pasión por la ciencia contada en primera persona cale en los estudiantes».

Una de las actividades que a los invitados del DIPC le resultan más agradables son los encuentros que mantienen con alumnos de Secundaria y Bachillerato, con los que los multigalardonados investigadores se sienten como peces en el agua. Este año se celebrarán dos actos de este tipo, en San Sebastián y en Bilbao, en los que los jóvenes podrán realizar preguntas a los científicos y fotografiarse con ellos.

También son tradicionales las sesiones de Naukas, en las que miembros de esta plataforma de divulgación científica se subirán al escenario del Victoria Eugenia para hablar de ciencia con charlas cortas de diez minutos y títulos tan sugerentes como 'Hay una matemática en mi museo', 'En ocasiones veo... Liposomas' o 'El aroma de los libros'. Además, el sábado por la mañana se celebrará en la sala club del Victoria Eugenia un minifestival de ciencia para jóvenes que incluirá experimentos en directo, cuentacuentos científicos y monólogos.

El programa también incluye una mesa redonda sobre creatividad y un espectáculo multidisciplinar de danza, esculturas, sonido e imágenes con el que se romperán las fronteras entre ciencia y arte.

La edición de Passion for Knowledge contará además con una escuela internacional dirigida a la comunidad científica y enfocada especialmente a jóvenes investigadores, que estará centrada en métodos computacionales para estudiar biomoléculas relevantes para la optimización de fármacos moleculares. En las sesiones participará Martin Karplus, entre otros.