Diario Vasco
El contenedor de papel del paseo Colón, en llamas.
El contenedor de papel del paseo Colón, en llamas.

Visionan las cámaras para identificar al autor de la quema de los contenedores

  • En agosto un individuo fue acusado por la Ertzaintza de haber incendiado otros dos contenedores en la zona Centro de San Sebastián

La Guardia Municipal de San Sebastián trata de identificar al pirómano que la tarde del viernes incendió cuatro contenedores en la capital guipuzcoana mediante el visionado de las cámaras de seguridad existentes en la zona. Hasta el momento, los vídeos no han aportado nada concluyente, aunque tampoco han podido ser examinados todos.

En menos de una hora y media, el autor dio fuego a cuatro recipientes de recogida de papel para el reciclado. Los tres primeros ataques tuvieron como escenario calles del barrio donostiarra de Gros. El primero se produjo minutos después de las cinco de la tarde, en la calle Segundo Izpizua. Diez minutos más tarde ardió otro contenedor en Secundino Esnaola y poco tiempo después, el autor prendió un tercer recipiente en el paseo Colón. Media hora más tarde, fue incendiado el cuarto contenedor, en la calle Fuenterrabia, en el Centro de la ciudad.

Dotaciones de los bomberos lograron extinguir el fuego, sin que las llamas llegasen a causar daños en coches ni edificios cercanos ni tampoco en el mobiliario urbano.

Tras los incendios, efectivos de la Guardia Municipal y de la Ertzaintza se desplegaron por el barrio de Gros en busca del autor. La operación hizo que se concentrara en la zona un considerable número de efectivos que recabaron las primeras informaciones entre comerciantes y vecinos de las calles en las que ardieron los contenedores.

Sin embargo, ninguno de ellos pudo aportar detalles ni tampoco facilitó datos que permitieran identificar a la persona que pudo haber dado fuego.

Agentes de la Guardia donostiarra han podido examinar las grabaciones de varias cámaras de vigilancia existentes por las inmediaciones, por si a través de las imágenes pudieran establecer quién es el autor. Fuentes consultadas, sin embargo, han indicado que, de momento, las pesquisas policiales no han dado resultado positivo. No obstante, los investigadores tienen confianza en que alguna de las cámaras que hay instaladas en los numerosos comercios existentes en la zona permitan dar con el pirómano.

La Guardia Municipal cree que los cuatro ataques son obra de un mismo individuo que fue prendiendo los contenedores mientras se dirigía desde el barrio de Gros hasta el centro de la ciudad.

Detenido en agosto

El pasado mes de agosto se produjo en Donostia un hecho parecido, después de que un individuo quemase otros dos depósitos. Por aquellos hechos fue detenida una persona. Los incendios tuvieron lugar en las calles Camino y Santa Catalina. La Ertzaintza logró identificar al pirómano gracias al visionado de unas cámaras de seguridad. Su arresto dio lugar a la apertura de unas diligencias que fueron trasladadas a la autoridad judicial.

Se da la circunstancia de que la persona imputada en agosto es la misma que hace cuatro años fue detenida bajo la acusación de haber quemado una docena de contenedores. Entonces, el autor tambien seguía una ruta que iba desde el centro de la ciudad hasta el barrio del Antiguo, donde tenía fijada su residencia.

A la Guardia Municipal le bastó con analizar sus últimas acciones para ver el rastro que dejaba. El día de su arresto, los agentes municipales efectuaron un seguimiento al sospechoso, después de que hubiese quemado tres contenedores, en las calles Zubieta, San Bartolomé y plaza Zaragoza. Los guardias vieron cómo el sospechoso se dirigía hasta el paseo de La Concha y se aproximaba a unos contenedores existentes frente a la discoteca Bataplán. Seguidamente, fueron testigos de cómo prendía fuego a uno de ellos con un mechero. En aquel instante, los policías abordaron al individuo y procedieron a su arresto.

Sin conexión con las motos

La Guardia Municipal donostiarra cree que los incendios de los contenedores no guardan relación con los de las motocicletas que a lo largo del verano han tenido en jaque a los cuerpos policiales de San Sebastián. En este sentido, fuentes consultadas señalan que todo parece indicar que quienes prendieron los vehículos son dos individuos distintos y que cada uno actúa por su cuenta y que no hay conexión entre ellos. Uno habría ejecutado las acciones en la zona de Gros y el otro en el Centro y Amara.

Fuentes consultadas han señalado que la investigación de estos hechos se encuentra muy avanzada, aunque matizan que la recopilación de las pruebas está siendo muy laboriosa.