Diario Vasco

Gipuzkoa, Navarra e Iparralde activan un proyecto conjunto para prevenir inundaciones

El Urumea, muy crecido a su paso por Hernani en febrero.
El Urumea, muy crecido a su paso por Hernani en febrero. / UNANUE
  • Afinan la cooperación transfronteriza para coordinar la actuación en los ríos Bidasoa, Urumea y Ugarana

En verano los focos están centrados en los atascos que se generan en las carreteras, en la llegada de turistas y en la esperanza de que predomine el buen tiempo para poder ir a la playa. Son temas que generalmente se cuelan cada año por estas fechas en los corrillos familiares y en las conversaciones de amigos. Pero el estío siempre llega a su fin, no tiene remedio, aunque a la mayoría nos gustaría que no terminara nunca por eso de las vacaciones y de que es cuando más acompaña el sol. Sin embargo, termina. Luego, viene el otoño y a continuación el invierno. Llega el frío y las lluvias, y con ellas la atención se dirige a otras cuestiones. Una de ellas son las inundaciones.

Se trata de un tema que preocupa porque atañe a muchos ciudadanos por los riesgos que se puedan producir, y que en los últimos inviernos no está perdonando a Gipuzkoa. Ante esto, las instituciones y los agentes implicados buscan salidas para evitar que se produzcan desastres. En este camino la cooperación transfronteriza se ha presentado como una herramienta. En esta línea se ha creado el proyecto H2Ogurea para la gestión coordinada del agua de los ríos Urumea, Bidasoa y Ugarana (este último discurre entre el norte de Navarra y Lapurdi).

En este proyecto, cuyo punto de partida data del 19 de diciembre de 2014, participan agentes guipuzcoanos que cooperan con otros de Navarra e Iparralde. Así, la Diputación Foral, la Agencia Vasca del Agua-Ura y Servicios de Txingudi trabajan en esta iniciativa con el Ayuntamiento de Urdax, la empresa pública Gestión Ambiental de Navarra y la entidad gala Agglomération Sud Pays Basque, que a su vez cuentan con el apoyo del Gobierno de Navarra, la Agencia del Agua Adour-Garona y el Departamento de los Pirineos Atlánticos.

Desde la Diputación de Gipuzkoa señalan que los objetivos de este proyecto residen en «tener una mejor visión conjunta de los ríos transfronterizos y contribuir a la aplicación de las medidas establecidas por las directivas europeas en materia de gestión del agua». En resumidas cuentas, se persigue una actuación conjunta para desligar esta materia de los límites administrativos de cada territorio.

El proyecto ya ha sido aprobado y está previsto que «después del verano», concretaron en su día desde la institución guipuzcoana, se pongan en marcha sus cuatro acciones: asegurar el suministro de agua potable, mejorar la calidad de los ríos, construir una gestión común ante el riesgo de inundaciones y continuar con la cooperación entre los actores del agua de ambos lados de la frontera. De esta última misión se encargará la Agglomération Sud Pays Basque, que ejercerá en líneas generales como 'jefe de filas' del plan H2Ogurea, por lo que se dedicará a labores de gestión y comunicación.

De todos esos objetivos adquiere especial relevancia la gestión de las inundaciones, una acción de la que se encargará la Agencia Vasca del Agua-Ura, aunque delegará algunas actuaciones en la empresa Gestión Ambiental de Navarra. En este ámbito se van a ejecutar obras destinadas a proteger a los ciudadanos y sus bienes mediante la previa realización de estudios específicos para confirmar su impacto en los territorios vecinos y, en caso necesario, realizar ajustes. También están previstos trabajos de protección ante inundaciones en Jaizubia y el bajo Bidasoa, así como otros de ámbito local.

En esta materia otra de las misiones estará centrada en el intercambio de información sobre cómo actúa cada territorio ante la amenaza de inundaciones. A su vez, se llevarán a cabo diferentes estudios, uno de los cuales estará relacionado con el funcionamiento de los ríos para poder anticiparse a futuros riesgos y para mejorar la protección, y otro servirá para identificar zonas de riesgo torrenciales en Gipuzkoa. A su vez, se pondrán en marcha planes municipales de gestión de las inundaciones tras procesos de participación social.

Especies invasoras

Otro punto de interés de este proyecto pasa por mejorar la calidad de los ríos, cuya acción se pondrá en manos de la Diputación de Gipuzkoa, y que para algunas tareas contará con la ayuda de Servicios de Txingudi, Gestión Ambiental de Navarra y URA. Aquí se pretende conocer mejor las disfunciones de la red de saneamiento que alivian las aguas residuales al medio en episodios de fuertes lluvias y su tratamiento para mejorar la calidad morfológica de las aguas del Bidasoa. Además, se quiere profundizar en el conocimiento hidromorfológico de los cursos de agua de Gipuzkoa y testar en los ríos soluciones de bioingeniería ya aplicados en otros territorios.

En otro orden, se aspira a completar un seguimiento de ciertas especies protegidas en la flora y la fauna, así como luchar contra las especies y animales invasores, como puede ser el caso del visón americano. También se elaborará un estudio sobre la presencia de especies acuáticas protegidas, como el desmán de los Pirineos.

El último de los cuatro puntos consistirá en asegurar el abastecimiento de agua potable en el barrio de Dantxarinea, en Urdax. Para ello se hará una interconexión de redes de agua potable y el encargado de ello será el propio Ayuntamiento del municipio navarro. Esta institución local y la Agglomération Sud Pays Basque también realizarán una campaña de información a la población local y prepararán un manual de buenas prácticas para la transferibilidad de métodos.