Diario Vasco

«El año pasado la demanda se estabilizó y este 2016 disminuye ligeramente»

  • El Banco de Alimentos reparte la misma cantidad de comida, por lo que «llega algo más a los beneficiarios»

Aún faltan varios meses para que finalice el año, pero superados dos tercios de este 2016 parece que los estragos sociales provocados por la crisis no van a más. «De momento la cantidad de comida que estamos repartiendo es la misma que el año pasado, es decir, todo lo que recibimos, lo que sucede es que a los beneficiarios les está tocando un poco más, porque la demanda ha disminuido ligeramente», explica el presidente del Banco de Alimentos.

En 2015 la tendencia al alza que ha marcado el último lustro se frenó, afortunadamente. En 2008, año en el que se sitúa el inicio de la crisis, el Banco ayudaba a 11.000 personas. En 2014 se tocó techo, con nada menos que 24.500 beneficiarios, que recibieron alimentos a través de 205 asociaciones.

El año pasado la demanda se estabilizó, «y este 2016 apreciamos que es un poco menor, por lo que a cada beneficiario le toca un poco más» en el reparto de alimentos.

El año pasado la oenegé atendió a 231 asociaciones y repartió 2.196.789 kilos de comida. En la Gran Recogida, que se celebra a finales de noviembre, los guipuzcoanos volvieron a demostrar su solidaridad y las cifras superaron, otro año más, las expectativas. En total se recogieron 638.155 kilos. Este año, la Gran Recogida será el 24 y 25 de noviembre.