Diario Vasco

Los delitos contra la libertad sexual cayeron un 37%

  • El pasado año se contabilizaron 154 casos, 91 menos que en 2014 en el que se registraron 245 ataques sexistas

Los ataques sexistas han sido, por desgracia, protagonistas durante el verano que está a punto de finalizar. La múltiple violación que sufrió una joven durante los pasados sanfermines supuso un antes y después en la lucha contra esta lacra. La sociedad repudió aquellos hechos así como otros que se han sucedido posteriormente, varios de ellos en Gipuzkoa. La memoria elaborada por la Fiscalía Provincial registró en 2015 un total de 154 delitos contra la libertad sexual. No hay duda de que son muchos, demasiados, pero también es cierto que supone un descenso del 37% respecto al año anterior en el que se contabilizaron 245. «Esta significativa y clara disminución en el número de delitos registrados de esta modalidad delictiva viene a romper la senda ascendente que, en el ámbito de los delitos contra la libertad sexual, venía observándose desde el año 2007», se indica en el resumen fiscal.

En 2013 el número total de incoaciones por este delito fue de 193, una cifra sensiblemente inferior al año siguiente, en que se abrieron 245.

El abuso sexual experimentó un descenso importante, en torno al 29%, al igual que las agresiones sexuales que cayeron el 52%. Se registraron asimismo dos violaciones. En cambio las denuncias por exhibicionismo y provocación sexual pasaron de 6 en el 2014 a 12 en el 2015.

Dos crímenes

En este repaso de la evolución de la siniestralidad, el estudio indica que el pasado año, Gipuzkoa fue escenario de dos crímenes. En uno de ellos, un joven de 25 años acabó en septiembre con la vida de su padre, de 48 años, en el barrio donostiarra de Buenavista. El autor de los hechos residía con su progenitor desde el fallecimiento de su madre. Ésta murió estrangulada en la capital guipuzcoana en 1999, por quien en aquellas fechas era su compañero sentimental.

El segundo homicidio se perpetró unos días más tarde, en una vivienda de la avenida José Elosegui, en el barrio donostiarra de Herrera, donde un hombre de 41 años estranguló a otro en una disputa relacionada con las drogas.

Además, en 2015 se contabilizaron nueve casos de homicidio por imprudencia, tres más que en 2014.

Por otro lado, los delitos contra el patrimonio crecieron un 8% en Gipuzkoa. Los 24.471 casos computados constituyen el porcentaje más elevado dentro del total de delitos (75%), lo que supone una cifra más o menos constante respecto a ejercicios anteriores.

En este capítulo, el informe pone de manifiesto que los robos en casas habitadas crecieron un 4%, al pasar de 594 casos a 618 de 2015.

También subieron los robos con intimidación, nada menos que un 4%, ya que crecieron de 447 a 657.

Se produjo también un incremento del 25% en las estafas. «Lo cierto es que la peculiar naturaleza de este delito, en el que predomina el elemento del engaño, hace difícil un análisis profundo sobre las razones de dicho incremento, aunque, probablemente, la crisis económica que España viene padeciendo no sea ajena a tal aumento», se indica en la memoria.