Diario Vasco

El calor deja paso hoy a fuertes lluvias

Tumbadas al sol en la terraza-mirador del Náutico donostiarra.

Tumbadas al sol en la terraza-mirador del Náutico donostiarra. / USOZ

  • Un frente del Atlántico Norte sumergirá Euskadi en un tiempo plenamente otoñal

El verano tiene las horas contadas. Ya no hay vuelta atrás. Los meteorólogos vaticinan que su existencia no llegará siquiera hasta media tarde. La entrada de un frente que se descuelga del Atlántico pondrá este martes fin al periodo estival, al menos desde el punto de vista meteorológico, si bien el otoño astronómico no entrará hasta la semana próxima. El cambio que experimentará hoy el tiempo será radical y podría dar lugar a precipitaciones que pueden ser incluso torrenciales. «Es difícil predecir cuánto puede llover, pero será mucho», afirma Margarita Martín, delegada en Euskadi de la Agencia Estatal de Meteorología.

El cambio se producirá a partir del mediodía. Lo notaremos porque empezará a entrar una masa de aire frío y húmedo del Atlántico Norte, que viene empujada por una borrasca que se sitúa en Inglaterra. «Pero lo peor es que la masa va acompañada de otra muy fría a 5.000 metros de altura. Ésta se va acercar primero a Galicia y luego se situará en el centro de la península. Quedará embolsada y aislada de la circulación general en el centro de Castilla, como si fuese un gota fría», explica Margarita Martín.

La meteoróloga señala que debido a esta situación, «durante tres o cuatro días seguidos, mientras el flujo sea del norte, irá entrando más humedad, de manera que tendremos chubascos y tormentas, que van a ser localmente fuertes y que pueden incluso ser torrenciales en algunos momentos». Además, las lluvias serán persistentes. «Resulta incalculable el agua que puede precipitar. Lo que sabemos es que será mucha», señala la experta.

El pronóstico llevó a la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología del Gobierno Vasco a activar el aviso amarillo por precipitaciones intensas desde las 14.00 horas hasta la medianoche. Las previsiones anuncian que durante la segunda mitad del día pueden darse chubascos de débiles a moderados, localmente fuertes y tormentosos, especialmente en la vertiente cantábrica.

Se prevé que esta situación de inestabilidad se mantenga casi hasta las puertas del fin de semana. «A partir del viernes no es que las precipitaciones vayan a desaparecer. El régimen de lluvias no cesará hasta el lunes», afirma la delegada de Aemet.

Desplome de temperaturas

El frente dará lugar, además, a un acusado descenso de las temperaturas. En algunos puntos de la comunidad autónoma se registrarán hoy máximas veinte grados por debajo de las de ayer, jornada en la que el viento del sur hizo que el mercurio rozase en algunos puntos de Euskadi los 40 grados. De entre las capitales vascas, la temperatura máxima se midió en Bilbao, donde soportaron 39 grados. En Igeldo se midieron 34 por 36,5º en Hondarribia y 35 en Vitoria.

El interior de Gipuzkoa registró asimismo valores elevados. En Beasain alcanzaron 35,1 grados, por 34º en Elgoibar, mientras que en Aretxabaleta llegaron a 33.9 grados.

En las playas guipuzcoanas, Cruz Roja realizó 72 asistencias y tres evacuaciones, una de ellas a causa del calor.

También por las altas temperaturas, ayer se activó la alerta naranja por riesgo de incendios forestales en Álava hasta las doce de la noche. El riesgo era muy alto en el territorio alavés, dada la conjunción de las altas temperaturas con el viento del sur y la baja humedad relativa. En Bizkaia y Gipuzkoa, el aviso por incendios fue de nivel amarillo. Para hoy se mantiene la alerta naranja por incendios en Álava hasta las 14.00 horas, y el aviso amarillo en Gipuzkoa y Bizkaia.

Olas de tres metros

El frente atlántico dará lugar a vientos de fuerte intensidad. Incluso se pueden rozar los 90 kilómetros por hora. Se espera que el viento, unas veces más flojo y otras más recio, se mantenga durante las tres o cuatro próximas jornadas. «Por lo tanto, vamos a estar sacudidos por un viento fuerte del noroeste y acompañados de lluvias», señala Martín.

El viento tendrá asimismo una incidencia directa en el mar, donde se pueden alcanzar olas de entre tres y cuarto metros. Esta circunstancia ha obligado a activar para hoy el aviso amarillo por riesgo marítimo costero tanto en Gipuzkoa como en Bizkaia.