Diario Vasco

Las novias de Zapardiez seducen en Nueva York

fotogalería

Zapardiez, de negro, saluda a los asistentes después del desfile de la Couture Fashion Week.

  • La diseñadora donostiarra deslumbró al público de la Couture Fashion Week con sus propuestas

  • Presentó su colección para la temporada 2017, donde no faltan bolsos y zapatos para acompañar a los vestidos

'New York, New York' que cantaría el popular Frank Sinatra para ensalzar el encanto de la ciudad estadounidense. Lugar de glamour, muchos turistas y cuna de la alta costura junto con París, Milán y Londres. La Gran Manzana celebra una de las semanas de la moda de mayor prestigio a nivel mundial, en la que todo diseñador querría presentar sus trabajos. Pero no todos pueden hacerlo. No es el caso de la modista donostiarra Isabel Zapardiez, quien este fin de semana obtuvo una excelente acogida allí con su colección de novias para la temporada 2017.

El mundo de la moda siempre busca ir por delante. Así, que ya toca pensar en las tendencias para el próximo año. Zapardiez tiene sus ideas y las mostró ayer y el sábado en la Couture Fashion Week, uno de los eventos enmarcados dentro de la Semana de la Moda de Nueva York. Allí enseñó a una mujer «cosmopolita, urbana y muy plural, con total libertad de interpretación de los vestidos». Su concepto de imagen integral, incluyendo prendas singulares como el smoking o la capa, su primera colección de bolsos, y la de zapatos, y tocados espectaculares a partir de la boina tradicional enamoraron al público. Sus propuestas consiguieron los aplausos de un público que en esta cita siempre resulta muy variado, con personas procedentes de muchas partes del mundo.

La donostiarra se unió así durante el fin de semana a otros diseñadores de alta costura que mostraron sus prendas y complementos en la pasarela del Crowne Plaza de Times Square. Zapardiez participó el sábado en el desfile de nuevas tendencias y ayer se encargó de cerrar el acto conmemorativo del 24 aniversario de la Couture Fashion Week.

La diseñadora guipuzcoana sorprendió el sábado con el look de apertura. En la pasarela se vio a una novia vestida con un trench en blanco y negro y un gran bolso. Siguiendo su estilo, las prendas se mostraron en una secuencia 'in crescendo', con una puesta en escena muy expresiva. Para cerrar esta jornada, presentó un espectacular mono, sello de la casa, con una gran cola. Al día siguiente, sedujo al público con cuatro diseños emblemáticos de la colección para transmitir la esencia de su inspiración. También consiguió impactar con un conjunto blanco de pantalón pitillo y chaqueta smoking y con la propuesta final: un vestido negro íntegramente en pedrería envuelto con una gran capa blanca de seda.

La colección que la modista donostiarra llevó a Estados Unidos se mantiene fiel a la seña de identidad de su marca, Coutere, con más de 15 años de trayectoria. Zapardiez confecciona todas las prendas a medida con meticulosidad artesanal desde sus dos puntos neurálgicos, en San Sebastián y Pamplona.

«Una propuesta muy global»

Zapardiez obtuvo el visto bueno de los asistentes a los desfiles y la prensa especializada, que subrayó su «originalidad y complejidad del trabajo técnico». Por su parte, la donostiarra destacó muy positivamente el reencuentro con el público de Nueva York, donde ya ha desfilado en ocasiones anteriores. «La buena acogida ha sido impresionante. Estoy muy ilusionada con la respuesta y con todas las muestras de apoyo», aseguró. «En esta ocasión hemos traído una propuesta muy global, con todos los complementos diseñados íntegramente por nosotros y es una gran satisfacción haber superado todas las expectativas», señaló la diseñadora.