Diario Vasco

El ensanche a tres vías de la A-63 hasta Biarritz se abre el próximo verano

Cartel que informa de la ampliación de la A-63.
Cartel que informa de la ampliación de la A-63. / ARIZMENDI
  • A partir de entonces la autopista francesa tendrá 40 kilómetros consecutivos con la calzada ampliada a tres carriles

Mientras a este lado de la muga no se termina de ver con buenos ojos la conveniencia de acometer la ampliación de la autopista a tres carriles, al otro lado de la frontera los trabajos avanzan a velocidad de crucero. Para el verano del año que viene está previsto que entren en servicio 22 kilómetros de autopista con una calzada ampliada a tres vías en cada sentido de circulación. Con ello, esta vía de tráfico europeo tendrá ya 40 kilómetros con tres carriles desde la frontera hasta Ondres (al norte de Bayona). Y ahí no queda el proyecto. Está previsto que a comienzos del año que viene comiencen los trabajos de ampliación de la autopista desde Ondres hasta Saint-Geours de Maremnes. 27 kilómetros más.

En el caso de la obra de extensión entre la frontera yBiarritz, los trabajos se han parado durante los meses estivales para no entorpecer más la circulación y los atascos generados por el volumend de tráfico vacacional y los controles en la frontera.

La obra comenzó en septiembre de 2014 y, desde entonces, en ese punto, la carretera se estrecha entre pantallas de hormigón y la velocidad se limita a 90 km/hora. Los trabajos, en los que se invierten 240 millones de euros, finalizarán el verano de 2017.

Según señalaron a este periódico fuentes de Vinci Autoroutes, gestora de la A-63, los trabajos de ampliación de la carretera a tres carriles entre Biriatou y Biarritz avanzan a buen ritmo. «Se están cumpliendo los plazos y está previsto que la ampliación esté lista en verano del año que viene», aseguraron estas fuentes.

Las obras en esta parte de la autopista son la continuación de las que se realizaron hace pocos años entre Biarritz y Ondres, 18 kilómetros de autopista que cuentan ya con tres carriles de circulación en cada sentido.

Ahora, en cambio, se trabaja en los 22 kilómetros más cercanos a la frontera, entre Biriatou y Biarritz. La obra se ha dividido en tres zonas: Biriatou-San Juan de Luz Sur (que incluye un nuevo puente sobre el río Nivelle), San Juan de Luz Norte y San Juan de Luz Norte-Biarritz. En total, la actuación en estos 22 kilómetros de la A-63 abarca siete localidades y consta de dos viaductos. Durante la intervención se han instalado 18 kilómetros de pantallas acústicas.

67 kilómetros ampliados

Además del tramo entre Biarritz y Biriatou, está previsto que a comienzos de 2017 se inicie la obra de ampliación de la A-63 entre Ondres y Saint-Geours de Maremnes. Son en este caso 27 kilómetros en los que se invertirán 300 millones de euros. Según Vinci Autoroutes, los trabajos preliminares de este tramo ya han comenzado, pero a partir de comienzos del año que viene se empezará a trabajar en la misma calzada, por lo que empezarán las afecciones al tráfico.

Los trabajos de este último tramo durarán tres años así que, a partir de comienzos de 2020, la A-63 dispondrá de tres carriles de circulación en cada sentido en 67 kilómetros entre Biriatou y Saint-Geours de Maremnes.