Diario Vasco

El Centro Cultural Islámico descarta que su universidad «esté vinculada a ideas políticas»

  • «Nosotros vamos a ofrecer una educación para dar a conocer la realidad del Islam. Nada más», concreta el responsable del nuevo centro, Badar Hijra

El Centro Cultural Islámico de San Sebastián se desmarca de cualquier posición política, tanto en su actividad diaria como a la hora de poner en marcha la Universidad de Ciencias Islámicas en la capital guipuzcoana. «Nosotros vamos a ofrecer una educación para dar a conocer la realidad del Islam. Nada más», concreta el responsable del nuevo centro, Badar Hijra, que de esta manera niega cualquier tipo de relación con la asociación Justicia y Caridad, vinculada a su vez a Justicia y Espiritualidad, y que ha sido considerada de «riesgo» por el Tribunal Supremo español.

«Como marroquí, conozco esa asociación y sus ideas; es como un partido político, con sus objetivos. Pero no formamos parte de ella, no tenemos nada que ver con ella», concreta. Con respecto a que el presidente de esta universidad es el teólogo marroquí Rachid Boutarbouch, Hijra manifiesta no conocer si él tiene algún vínculo con esa agrupación: «En nuestros encuentros no hemos hablado de este tema, simplemente hemos llevado actividades espirituales. Esta ha sido nuestra única relación con él».

El responsable de la Universidad de Ciencias Islámicas de San Sebastián, cuyas lecciones serán on-line y únicamente los alumnos se presentarán en el Centro Cultural Islámico para realizar los exámenes, remarca que «no tenemos ninguna ideología política». La licenciatura constará de cuatro cursos y se podrá completar con un máster de dos años, así como la posibilidad de hacer a continuación un doctorado. Las clases serán en árabe. Badar Hijra argumenta que la misión de esta universidad será la de «promover el tema de la convivencia».

Un informe de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ministerio de Interior, integrado en una sentencia del Supremo, considera a Justicia y Caridad un «riesgo» porque «dificulta la integración de musulmanes en España».