Diario Vasco

Gipuzkoa, Navarra e Iparralde se unen para fomentar el uso transfronterizo de la bicicleta

Gipuzkoa, Navarra e Iparralde impulsan su conexión por bidegorris
  • La Diputación guipuzcoana pondrá en marcha el eje ciclista-peatonal entre Errenteria e Irun en 2019

La Diputación foral de Gipuzkoa, el Gobierno de Navarra y el departamento francés de Pirineos Atlánticos colaboran en el proyecto transfronterizo Ederbidea para fomentar el uso de la bicicleta poniendo en marcha nuevos carriles ciclistas.

En esta iniciativa, que se ha presentado este miércoles en la localidad francesa de Baiona, aúnan fuerzas 12 socios de Navarra, Gipuzkoa y Francia que desarrollarán diversas iniciativas para fomentar el uso de la bicicleta en el periodo 2016-2019.

En la presentación, la diputada de Movilidad y Ordenación del Territorio de Gipuzkoa, Marisol Garmendia, ha explicado que el objetivo de Ederbidea es "poner en marcha una política común que potencie el uso de la bicicleta tanto en su uso turístico, como en su uso cotidiano".

"Una oportunidad para el desarrollo de actividades económicas relacionadas con la movilidad, la economía verde y el turismo sostenible", ha destacado. Además, ha destacado la "importancia" de este proyecto, "no solo por tener financiación europea, sino también por ser transfronterizo" y "acercar los territorios y las personas permitiendo fortalecer la ciudadanía europea en estos momentos tan convulsos y fomentando el turismo transfronterizo de una forma sostenible y eficiente".

Nueva conexión ciclista

La diputada foral ha anunciado que Gipuzkoa pondrá en marcha a partir de este año un tramo de vía ciclista y peatonal que conectará el Hospital del Bidasoa y el barrio de Amute como parte del eje ciclista-peatonal que une las localidades de Errenteria e Irun, que estará operativo en 2019.

Este vial peatonal-ciclista seguirá un trazado de unos 1.385 metros entre la rotonda del hospital de Bidasoaldea y el barrio de Amute de forma paralela y contigua a la carretera. El nuevo vial contará con cuatro metros de anchura y tendrá estructuras para poder atravesar las pequeñas regatas existentes.