Diario Vasco

Con ellos empezó todo

vídeo

Los maestros de la cocina vasca recibieron ayer el cariño de sus compañeros en los premios Más Gastronomía. / NAGORE IRAOLA

  • La sala ovacionó en pie a los maestros que hace cuarenta años pusieron en marcha la Nueva Cocina Vasca

El restaurante del Tenis de Ondarreta volvió a vivir una noche mágica, con motivo de la entrega de los premios Más Gastronomía, organizados por el Grupo de EL DIARIO VASCO, y que una vez más provocaron momentos de mucha emoción, en este gremio de hostelería y cocina que nos tiene tan en primera plana. Cuando Luis Irizar junto a Juan Mari Arzak, Pedro Subijana, Karlos Argiñano, Ramón Roteta, Manolo Iza, Xabier Zapirain y José Juan Castillo subieron al escenario para recibir el homenaje por el cuadragésimo aniversario de la Nueva Cocina Vasca que ellos lanzaron y la sala se puso en pie para ovacionarles, corrieron algunas lágrimas de emoción. Estábamos viviendo un momento impresionante, porque bastaba con recordar lo que significaba aquel paso dado hace cuarenta años y ver dónde está colocada nuestra gastronomía para entender que aquellos aplausos que no acababan tenían mucho sentido. Fue un momento espectacular, aunque no el único de una gran noche.

Fue Bittor Oroz, el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política alimentaria del Gobierno Vasco el encargado de entregar el premio, con la adhesión de la firma Balfegó y en el estrado, el comentario de José Juan Castillo recordando cómo empezó todo. Estuvo acompañado de las divertidas intervenciones de Karlos Argiñano, un crack, quien destacó en especial la figura de Luis Irizar, quién no dejó pasar la ocasión para agradecer el homenaje y a los clientes vascos «que son los que nos han traído hasta aquí».

La noche había comenzado con una magnífica cena servida en el Restaurante del Tenis y la anfitriona, Maite Sabadell, junto al cocinero Ramón Roteta, fueron quienes entregaron la distinción a Luis Mari Bujanda, el intrépido propietario del Abarka que acaba de ceder los trastos, después de tantos años elevando el nivel de su restaurante hondarribiarra. El suyo era el premio a una trayectoria.

Los mejores pintxos

Santi Rivera, del bar La Viña, también agradecía emocionado el premio al mejor bar de pintxos, que recibió de manos de Raúl Fernández, director del hotel Silken Amara Plaza e Ibón labayen, de Agiña Piperrak. Karlos Argiñano e Iker Monzón, de Cafés Aitona, lograron emocionar a Ainara Legarda y Ana Rodríguez de Almeida, que regentan el Kho Tao, como propuesta más novedosa en pleno centro de Donostia.

Idoia Calleja, del Basque Culinary Center e Hilario Arbelaitz compartieron en el estrado un momento importante para Jon Etxeberria, cuando era nombrado Premio Promesa del año, algo que el joven agradeció especialmente a su maestro del Zuberoa y que con aquel aprendizaje triunfa en Hiruzta Bodega.

El restaurante asador Kaia, también de trayectoria impecable, recibió el premio a la mejor carta de vinos, porque como se dijo en la presentación: «Al Kaia se va a comer y beber bien». Igor Arregi recibió de Jesús Posada, de la familia Marqués de Vargas, y Larraitz Picaza, directora de Marketing de la firma, los premios a los que se hacían acreedores todos los ganadores de la noche, con el bonito trofeo diseñado por José Ignacio Ayestarán.

Fue Javier Yurrita, director comercial de CM Gipuzkoa, alma mater de estos premios y que triunfa con su programa gastronómico 'A mesa puesta' en Teledonosti quien, en compañía de Iñaki Gorrotxategi, distinguieron al Hotel María Cristina como el mejor restaurante de banquetes, algo que agradeció el director Stijn Oyen, que estuvo acompañado de responsables del hotel en quienes quiso personalizar el premio para todos los que forman parte de la estructura gastronómica que ofrece el hotel.

Con Iñigo Iribarnegaray, director de negocio de DV, e Isabel Cortadi, gerente de Teledonosti, llegamos al premio al restaurante revelación, que se entregó al Aitzgorri del barrio donostiarra de Gros y Francis Tamayo invitó a todos a visitarlo «porque no saldréis defraudados».

Otro momento mágico de la noche fue la entrega del Premio Makro al esfuerzo y talento de nuestras cocinaras, personalizado en las irrepetibles Aizpea Oihaneder (Xarma), Pilar Idoate (Europa de Pamplona) y Txaro Zapiain (Roxario) y fue ésta última la que se arrancó al micrófono, en cuanto María José Caballero y Estanislao Aizpurua les entregaron las distinciones: «Las mujeres pintamos mucho en la gastronomía, hay que tenerlo muy claro y gracias por acordaros de quienes estamos en un rincón de Astigarraga». Aizpea fue tajante al afirmar que «a ver cuándo llega la tan cacareada igualdad y no tenemos que distinguir entre cocineros y cocineras». Pilar reconoció que «estamos encantados en Pamplona, pero es que en Gipuzkoa nos tratáis tan bien»...

Otro triunfador de la noche fue Aitor Manterola, del Patxiku Enea, al que primeramente Martín Berasategi y Arturo Sánchez (jamón delicioso el que nos trajo) entregaron el premio al mejor asador del año. Pero es que Aitor tuvo que volver a subir, porque Elena de Elera le esperaba con el Gran Premio Keler, que es el que se elige por parte de los invitados a la gala. Aquí ya se quedó sin palabras, aunque en su primera intervención quiso emular a Argiñano contando algún chiste.

Premio a Chicote

David Martínez, director General de EL DIARIO VASCO, y Pedro Subijana subieron al estrado para entregar al 'mexicano guipuzcoano' Enrique Fleischmann el Premio al mejor restaurante del año y el Gran Premio de Más Gastronomía tuvo como destinatario nada menos que a Alberto Chicote, que esta noche no encontró fallos, sino que se mostró muy agradecido y hasta emocionado por destacarle ante semejantes figuras de la cocina, especialmente Juan Mari Arzak, a quien visitó y le pudo hacer un hueco y «desistí porque me acaba a de enamorar y me quedé con mi chica». Estuvo arropado por el comité técnico de San Sebastián Gastronómika, encabezado por la directora del Congreso, Roser Torra, que ya preparan la nueva cita de octubre.