Diario Vasco

La Diputación de Gipuzkoa invertirá 912.000 euros en residencias y centros de mayores y personas con discapacidad

  • Con estas medidas se quieren avanzar en «la apertura de nuevas plazas, ya que se habilitan las condiciones para ello en cuanto a infraestructuras»

El Consejo de Gobierno de la Diputación foral de Gipuzkoa ha aprobado ayudas por valor de 912.000 euros para realizar inversiones en residencias y centros de día de personas mayores y con discapacidad.

El portavoz de la Diputación y diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la sociedad, Imanol Lasa, ha dado cuenta de los acuerdos adoptados en el último consejo de Gobierno foral.

Según ha explicado, estas ayudas permitirán "mejorar" las instalaciones, "lo que repercutirá en un mejor servicio para los usuarios", y, además, supone avanzar en "la apertura de nuevas plazas, ya que se habilitan las condiciones para ello en cuanto a infraestructuras".

Entre las ayudas aprobadas hay una partida de 525.000 euros para trabajos de adecuación en la residencia SanMarkosene de Errenteria. También se destinarán 75.000 euros para las reformas de las plantas, baja, primera y segunda de la residencia Nuestra Señora de las Mercedes de Eskoriatza y la asociación Gautena será la beneficiaria de otros 90.000 euros para ampliar el espacio destinado a la atención a las familias en su centro de San Sebastián.

Unidad de psicogeriatría

Lasa ha avanzado que también se ha aprobado una cuantía de 70.000 euros para el equipamiento de 20 plazas en la residencia Petra Lekuona de Oiartzun, con el objetivo de activar una nueva unidad de psicogeriatría. Otros 50.000 euros se destinarán a la Fundación Goyeneche para abrir un centro de día para personas con discapacidad en San Sebastián.

La Diputación también concederá una ayuda de 23.110 euros al Ayuntamiento de Usurbil para ampliar el centro de Puntapax y crear seis nuevas plazas.

También se destinarán 78.890 euros a la Cruz Roja para posibilitar que la entidad pueda crear ocho nuevas plazas en su centro de la calle Matía, en la capital guipuzcoana. La mitad de estas futuras plazas serán de ámbito sociosanitario y las otras cuatro para atender a personas con trastorno mental severo. Lasa ha destacado que el objetivo del Gobierno foral es "la colaboración con el tercer sector".