Weinstein, condenado a la hoguera

Una integrante de la organización da los últimos detalles a la imagen, de once metros de altura. / AFP
Una integrante de la organización da los últimos detalles a la imagen, de once metros de altura. / AFP

Las llamas acabarán esta noche en Inglaterra con una imagen gigante del productor norteamericano

IRMA CUESTA

Harvey Weinstein, el hombre sobre el que pesa una inabarcable lista de delitos que van desde el acoso sexual hasta la violación de no menos de cincuenta mujeres, arderá mañana en la hoguera. No lo hará de forma literal, porque la técnica de ajustar cuentas ha cambiado mucho en los últimos siglos, pero sí de manera figurada.

Aprovechando que cada año, conmemorando la conspiración fallida de Guy Fawkes el 5 de noviembre de 1605 para tratar de hacer explotar el Parlamento, en muchos pueblos y ciudades británicas se prenden hogueras y lanzan fuegos artificiales, los vecinos de Edenbridge (Kent) llevan tiempo eligiendo a un personaje para quemar junto a la figura del conspirador del siglo XVII. Según han asegurado fuentes de la Edenbridge Bonfire Society, organizadora del evento, aunque Weinstein ha tenido que competir con otros candidatos de la categoría del líder norcoreano Kim Jong-un, el presidente Trump (nuevamente) y la primera ministra Theresa May, finalmente no han tenido dudas porque, en su opinión, el productor norteamericano se ha ganado a pulso el castigo.

La figura que esta noche se convertirá en cenizas mide once metros de altura, sostiene un Oscar en las manos y luce una estrella y una claqueta a la altura de los genitales en la que puede leerse: 'Corte final'. Un aviso a navegantes para el hombre que se ha destapado como un violador en serie. El problema es que, tal y como se están poniendo las cosas, el año que viene la Edenbridge Bonfire Society no va a saber a quién elegir entre tanto depredador hollywoodiano.

Fotos

Vídeos