Los duques de Cambridge aúpan la moda guipuzcoana

El tercer hijo del príncipe Guillermo y Kate Middleton viste en su primera aparición pública un conjunto de la tienda donostiarra Irulea. «Todo un honor», reconocen desde el establecimiento. La princesa Charlotte también luce prendas con sabor guipuzcoano a las puertas del hopistal St. Mary

Ainhoa Iglesias
AINHOA IGLESIAS

Nuevo espaldarazo de la familia real británica a la moda guipuzcoana. El tercer hijo de los duques de Cambrige nació el lunes y, apenas siete horas después de llegar al mundo, hizo su primera aparición pública vestido con prendas de primera puesta de la tienda Irulea, una de las más antiguas de la Parte Vieja de San Sebastián. «El conjunto es el mismo que lució la princesa Charlotte al salir del hospital, solo que en color blanco», explica Ayago Villar, tercera generación de este negocio. Precisamente por eso se da la curiosidad de que el nuevo 'royal' lleva prendas que se llaman como su hermana. «El conjunto es el princesa Carlota, en honor al que ella lució también al salir del hospital».

Según puede verse en la web de Irulea, el 'princesa Carlota' es un atuendo confeccionado a mano y compuesto por cuatro piezas: gorro, jersey y patucos de lana, más blusa en batista suiza, a la venta por 233 euros. «En las fotos solo se ven la capota y la toquilla, por lo que no sabemos seguro si lleva el resto de las prendas. Intuyo que sí, pero solo puedo confirmar que lo que se ve en la foto, efectivamente, es de aquí», matiza Villar al otro lado del teléfono tras ser contactada por EL DIARIO VASCO.

Ayago Villar enseña tras el mostrador de Irulea el conjunto que ha lucido el tercer hijo de los duques de Cambridge. / IÑIGO SÁNCHEZ

En Irulea aseguran que es «todo un honor y muy satisfactorio» que los duques de Cambridge hayan vuelto a apostar por la firma, pero desconocen cómo se han hecho en esta ocasión con la ropita del bebé. «Los duques de Cambridge son muy discretos y suelen enviar a personas de confianza para realizar la compra. Nosotros no sabemos para quién es hasta que aparece en los medios de comunicación», explica Ayago. Cuando la princesa Charlotte lució el mismo conjunto a las puertas del hospital londinense St. Mary, fue un regalo que llegó expresamente desde San Sebastián de la mano de la 'nanny' palentina María Teresa Turrión Borrallo, convertida en una más de la numerosa familia que han formado el príncipe Guillermo y Kate Middleton.

En aquel entonces todo comenzó con la llamada de teléfono de una mujer desde Palencia, que resultó ser la madre de la niñera de la familia real. Preguntó por diferentes prendas que había visto en la página web de la tienda y comentó que una hija suya vivía en Inglaterra y estaba interesada en algunos diseños. La madre de la niñera mantuvo con las propietarias diferentes comunicaciones telefónicas y, sin dar más detalles, viajó desde Palencia y se presentó en el comercio, a la hora de la comida, cuando estaba cerrado, para conocer mejor la oferta. Envió fotos por WhatsApp para recibir la conformidad de su hija, seleccionó prendas para la primera puesta, de 0 a 3 meses y también de 3 a 6 meses, que compraría más tarde. Según publicó Joti Díaz en DV a las hermanas Villar les sorprendió entonces un poco la forma de actuar de la mujer, pero no le dieron demasiada importancia... hasta que sus prendas dieron la vuelta al mundo en la portada de periódicos y revistas.

Clientes famosos

No es la primera vez que personas famosas se acercan a comprar a Irulea. La duquesa de Alba era clienta habitual en sus visitas a la ciudad y la conocida empresaria Alicia Koplowitz se ha entretenido en el tienda alabando el tacto de los tejidos. Bruce Springsteen, acompañado de su esposa y sus tres hijos, también visitó el establecimiento. «Nuestra clientela es prácticamente mundial y más después de que Charlotte apareciera con nuestro conjunto», reconoce Villar. Un 'boom' que previsiblemente se repetirá ahora. No obstante, desde Irulea valoran tanto a su clientela de mayor pompa como a la de toda la vida. «Muchos clientes se enorgullecen de poder decir que ellos ya compraban aquí antes de que los duques de Cambridge nos eligieran. Y nosotros también».

Situado en la calle Mayor nº 7, Irulea es uno de esos comercios con solera que combinan la esencia local con la internacionalización que premite internet. Este establecimiento de ropa de bebé y lencería fue fundado hace casi un siglo por Manuela Barandiaran y hoy en día continúa esforzándose por ofrecer ropa elaborada de manera artesanal. «Un conjunto como el que ha lucido el tercer hijo de los duques de Cambridge tarda alrededor de dos semanas en tejerse», concluye Ayago Villar.

Charlotte, con prendas de Amaia Arrieta

El protagonista indiscutible a las puertas del hospital St. Mary ha sido, lógicamente, el tercer hijo de los duques de Cambridge. Pero el feliz acontecimiento ha supuesto, además, una oportunidad para ver a los príncipes George y Charlotte. En un acto como un nacimiento, con cientos de teleobjetivos pendientes de cada detalle, los estilismos se miden al milímetro. Por eso cabe destacar que el príncipe Guillermo y Kate Middleton hayan aúpado la moda con label por partida doble. Y es que la chaqueta de punto azul marino, los calcetines calados y el lazo del pelo de Carlota, son de Amaia Arrieta.

«Son míos, sí...», confirma desde su tienda, Amaia Kids, en Londres. No es ninguna novedad que a los duques les chiflan los estilismos de esta emprendedora bergaresa para sus niños, mas cabe destacar que en la presentación del tercer hijo de los duques de Cambridge, dos de los tres príncipes hayan vestido moda guipuzcoana.

En tiempo récord

El tercer hijo de los duques de Cambridge es el quinto en la línea de sucesión al trono y el sexto bisnieto de la reina Isabel II de Reino Unido. Ha pesado 3,8 kilos al nacer y, a pesar de su cortísima vida, ya puede presumir de récord: fue presentado ante la prensa apenas siete horas después de nacer.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos