Redes que ahorcan

Alejandro Sanz, en un concierto en junio pasado. En las fotos pequeñas, Justin Bieber, Lucía Etxebarria, Fran Rivera y Dani Rovira. / LUCA PIERGIOVANNI/EFE

Andrea Janeiro puede presumir de competir en 'haters' con Alejandro Sanz, Fran Rivera y su ídolo Justin Bieber

ARANTZA FURUNDARENA

«Se te echa de menos!!!» escribió ayer Fran Rivera en su cuenta de Instagram en memoria de su madre, Carmina Ordóñez, de cuya muerte se cumplían 13 años. La frase suscitó varios comentarios del tipo: «Qué guapísima tu madre». «Le dolería la cara de ser tan guapa». «Tenía una belleza espectacular...», etc. Es lo que tienen las redes sociales, que no conocen el término medio. O te masacran a insultos los 'haters' faltones o te embadurnan de pegajosos piropos los 'lovers' aduladores. Y no es que Fran Rivera no tenga enemigos... Al contrario, precisamente tenía tantos que esa cuenta de Instagram, donde se presenta como «Torero y aikidoka. De Triana y Ronda. Costalero del Santísimo Cristo de las 3 Caídas, padre, marido, hermano y amigo”, decidió cerrarla al público y convertirla en privada.

Andrea Janeiro, la hija de Belén Esteban, dispone (quizá a su pesar) de un club de fans con casi 3.000 seguidores en Instagram y más de 700 en Twitter donde proliferan frases como «Cada día me cae mejor mi Andrea, me parece una chica súper sencilla y buena». Pero en cuanto la hija de Jesulín ha entrado en la mayoría de edad y se ha visto obligada a dar la cara... Se la han partido. Decenas de 'haters' han inundado las redes para llamarla de todo menos bonita. Lo más suave que se ha dicho es: «Por favor, volved a pixelarla por la salud de nuestras córneas».

La oleada de insultos y comentarios hirientes contra Andreíta estaba alcanzando proporciones de 'bullying' cibernético, un escarnio digno de hacer gritar a la Esteban: ¡A mí la legión! Y en estas llegó la Policía Nacional y decidió intervenir colgando un mensaje en Twitter en el que clamaba respeto y ridiculizaba a los que se han amparado en el anonimato para acosar a una joven de 18 años: «Las redes están repletas de bellezones, mentes privilegiadas y sabios de mil y una ciencias... que hoy convierten a una adolescente en 'Trending Topic'». El mensaje policial fue ampliamente aplaudido y retuiteado. Pero la cosa no ha quedado ahí. Belén Esteban, que por su hija 'ma-ta', ya ha lanzando un aviso a internautas (insultones y faltones): «¡Cuidadito!, que la Policía está trabajando y localizando gente».

Para Sanz son «gente sin alma, cultura ni corazón»

«Harto de tanta mala baba»

Al menos Andrea puede consolarse al saber que ya tiene algo en común con su ídolo, Justin Bieber, uno de los artistas más odiados en las redes. Algunos de sus principales detractores lejos de escudarse en el anonimato son famosos en el mundo entero. Leonardo di Caprio, Orlando Bloom y Taylor Swift figuran en el selecto club de detractores de Bieber. A Justin lo detestan hasta en China, donde acaban de vetarlo tras declararlo persona non grata por sus pésimos modales. La diferencia obvia con la hija de Jesulín es que Andreíta no ha hecho nada (todavía) para merecer tanta inquina, mientras que Bieber se la gana a pulso a diario.

No es el caso de Alejandro Sanz. Él se asomó a Twitter confiado y campechano hasta que descubrió que hay redes que ahorcan... «Hoy he decidido que dejo de escribir en Twitter, hay un grupo de gente que me está culpando de haber escrito vuestra con 'b' cuando no es verdad, solo para dejarme en ridículo. Estoy harto de tanto ataque y tanta falacia, tanta mala baba y tanto esfuerzo para darle vida a gente sin alma, sin cultura y sin corazón», escribió el cantante visiblemente dolido. Es lo que Dani Rovira denomina «los cuatro borrachos de Twitter». La escritora Lucía Etxebarria entiende el odio en las redes como producto del «desprecio profundo que se siente en este país hacia las personas superdotadas».

Así que Andrea Janeiro tiene argumentos a los que agarrarse. El más contundente, el del torero y aikidoka Fran Rivera, que llegó a espetar a sus odiadores: «Gracias por vuestra envidia. Me hacéis más fuerte».

Fotos

Vídeos