Winona Rider: de cleptómana a estrella de la moda

Winona Rider, en una imagen de la campaña./H&M
Winona Rider, en una imagen de la campaña. / H&M

La actriz protagoniza la campaña primaveral de H&M con un sensual vídeo junto a la hermana pequeña de las gemelas Olsen

LUIS GÓMEZ

La resurrección de Winona Ryder. Quien tuvo retuvo. Tuvo sus muchos momentos de gloria, tocó el cielo cinematográfico y luego cayó en desgracia. A Winona Ryder, 2001 la condujo al precipicio. Una mala tarde la tiene cualquiera y a ella no se le ocurrió otra cosa que entrar en una lujosa tienda de Beverly Hills, de donde salió con varias prendas y cosméticos por valor de 5.600 dólares. Nada anormal, si no fuera porque se le olvidó pasar por caja. ¿O fue intencionado? Sea lo que fuere, el escándalo llenó titulares de periódicos.

¿Por qué lo hizo? Tenía todo el dinero del mundo. Era entonces una de las actrices mejor pagadas de Hollywood. Pero no pudo controlar sus impulsos. Era cleptómana. Un año después del incidente, fue condenada a tres años de libertad condicional y al pago de 6.355 dólares. Cumplió las 480 horas de servicio comunitario exigido por la Corte, en el Centro Médico City of Hope de Los Ángeles. Se sometió a terapia y en 2007 habló por primera vez del incidente. Dijo no sentirse culpable, «pues no le hice daño a nadie», se justificó. Su carrera nunca volvió a ser la misma. Parecía arruinada.

Pero su estrella nunca ha declinado. Puede que el séptimo arte se haya olvidado de ella, pero no la televisión ni la moda. Tras años apartada de los focos y sentirse poco menos que una apestada, triunfa con la serie de Netflix 'Stranger Things'. Ha conseguido algo impensable, que la gente se vista como su personaje 'Joyce'.

Tal es el éxito que vuelve también como reclamo de H&M, convertida en una maniquí de lujo. El gigante textil sueco le ha echado el guante. A ella y a la hermana pequeña de las gemelas Olsen, Elizabeth. Protagonizan la campaña Spring 2018. Tiran de piezas divertidas, femeninas y estampadas. A sus 46 años, Winona está mejor que nunca. No había tenido hasta el momento especial relevancia en el mundo publicitario. Pero en la colección que se pondrá a la venta este jueves se la ve cómoda con vestidos y pantalones amplios, jeans y blusas llenas de bordados, dobladillos asimétricos y volantes en cascada. El blanco y negro acompañarán al rojo y al azul claro como referentes de un sport en el que Ryder comparte los focos con mujeres «fuertes», como las modelos Andreea Diaconu, Anna Ewers, Imaan Hamman y Naomi Shimada, y la cantante y compositora Andrea Valle.

Amistad femenina

El anuncio se ha grabado en Buenos Aires y aborda el empoderamiento y la amistad femenina, que salta a la vista desde un café a las calles de la capital argentina. Si para Olsen fue una experiencia «emocionante e increíblemente inspiradora», para Winona supone su resurrección y en cierta manera un modo de redimir viejos errores. Un impulso a una carrera que trata de cerrar heridas que han tardado en cicatrizar. «Me encanta la forma en la que la campaña celebra a las mujeres. Lo hace de una manera muy auténtica. Descubrí que es refrescante y muy necesario en este momento y en esta cultura. Las mujeres se celebran a sí mismas y entre ellas», reflexiona Ryder sobre un anuncio que permite a sus protagonistas «expresar sus propias personalidades». Winona y Elizabeth Olsen se marcan un baile de lo más sensual y caliente. El vídeo descubre una inusitada química entre ambas. Y revela que todas las personas tienen derecho a equivocarse al menos una vez en la vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos