Los diseñadores aprueban la reválida

Seis estudiantes de Kutxa Kultur Moda presentan sus trabajos en el Museo Balenciaga

Unos de los desfiles de este viernes en Balenciaga/Usoz
Unos de los desfiles de este viernes en Balenciaga / Usoz
IRAITZ VÁZQUEZ

Cuando alguien prepara su examen de la reválida, se imagina lleno de nervios con cientos de folios a su lado y junto a más compañeros en la misma situación. Pero pocos tienen la suerte de mostrar sus conocimientos en un lugar tan emblemático para la moda como el Museo Balenciaga de Getaria. Un lugar inigualable y que dignifica la labor del maestro guipuzcoano. Con el modisto getariarra como espejo en el que mirarse, seis diseñadores residentes de Kutxa Kultur Moda presentaron este viernes por la noche en la pasarela del museo sus creaciones. Un acto que puso fin a sus estudios en Tabakalera.

El escenario no pudo ser mejor y los estudiantes de diseño estuvieron a la altura de lo que prometía la noche. Tras un intenso y laborioso año en el centro cultural donostiarra, los trabajos de fin de grado de estos seis jóvenes pasaron la reválida con nota. Se trataba de uno de las actividades que se enmarcan dentro de San Sebastián Moda Festival. Y no defraudó a quienes se acercaron hasta el museo getariarra. Cada uno de los seis diseñadores residentes mostró ocho ‘looks’ preparados por ellos para la ocasión. Son la primera promoción de esta escuela.

Durante estos últimos meses, los estudiantes han recibido formación especializada por importantes profesionales del sector, que les han ayudado en este camino, que este viernes vivió una de las paradas más importantes. Con la demostración de sus mejores trabajos, el desfile de anoche servirá de punto de inflexión en su carrera. Han puesto fin a su estancia en Tabakalera y ahora deberán mostrar lo aprendido.

No faltó ningún detalle en el desfile. Cada uno con su personalidad desde moda para niños, mujeres o pasando por las creaciones más estilo ‘lady’ o desenfadas, los seis jóvenes mostraron todos sus conocimientos sobre la pasarela. «Nuestros diseñadores muestran por qué quieren dedicarse a ello», recordó el director de Cultura Kutxa Fundazioa, Mikel Medarte. Quien además añadió que «no olvidéis sus nombres. Son el presente y el futuro de la moda guipuzcoana». Elena Silvestre, Goiuri Unanue, Miguel Ángel Molina, Inge Zubeldia, Julen Linde y Saioa Matxain son sus nombres y este viernes deslumbraron a los presentes en el Museo Balenciaga.

La moda para niños tuvo un espacio importante en la pasarela. Y es que en 2015 Elena Silvestre, junto a su pareja y socio Diego Besné creó Pispiripispo, una marca de ropa para niñas de dos a nueve años con «líneas depuradas, cortes impecables y estampados divertidos». Las bolsas, mochilas y turbantes llegaron de la mano de la marca Soïa, fundada por la graduada en Diseño de Moda, Goiuri Unanue en 2015. Además, ha colaborado en el máster del modisto Miguel Elola en la universidad LCI-Barcelona.

Miguel Ángel Lima es de Perú pero residen en Elgoibar. En 2014 fundó su propia marca de ropa y se graduó de Estilismo y Moda en Bilbao. Además, ha completado su formación con estudio de sastrería y alta costura y moda sostenible en Londres. Inge Zubeldia, que ha estudiado en Alemania Venezuela, Milán y Tokyo, creó su primera colección de moda, Adelaide, el año pasado.

También mostraron sus diseños Julen Linde que tiene carrera profesional con Maria ke Fisherman y Spainmedia, y la errenteriarra Saioa Matxain que ha participado recientemente en el equipo de sastrería de la obra de teatro ‘El sueño de una noche de verano’.

Fotos

Vídeos