Miss Reino Unido renuncia a su corona tras exigirle que adelgazara

Miss Reino Unido renuncia a su corona tras exigirle que adelgazara
Twitter

Zoiey Smalele, de 28 años denuncia que devolvió su título porque no quiere apoyar «una competición que haga esto a la gente» y agrega que la han «hecho sentir como basura»

«Devolví mi título porque no voy a apoyar una competición que haga esto a la gente», con ese mensaje Zoiey Smalele, de 28 años, quien hace dos meses había sido coronada como Miss Reino Unido, denuncia el motivo por el cual ha decidido renunciar a la corona: la organización del certamen Miss Continentes Unidos, le ha pedido que adelgace lo máximo posible.

Lo que había parecido un sueño, se ha convertido en un difícil capítulo en su vida, pues asegura que «es horrible» y que le han «hecho sentir como basura durante mucho tiempo», con lo cual ha buscado además evidenciar la dura realidad de este tipo de concursos en los que se exije unas características físicas que no son saludables y en cambio si discriminatorias, como también lo señalaron a inicios de este año un grupo de 70 modelos en Estados Unidos, que conforman la 'Alianza de Modelos'.

«Tengo una talla 10 (38 en España), no estoy gorda en absoluto, estoy en la media. ¿Cómo pueden pedirme que pierda todo el peso posible para la competición?», dice la modelo.

En julio fue cuando le han pedido que adelgace, y tras asimilar lo que le estaban exigiendo, tomó la decisión de abandonar la competición y hacer pública una situación que suele ser contante en ese escenario.

«No creo que esa delgadez sea un buen modelo a seguir. Devolví mi título porque no voy a apoyar una competición que haga esto a la gente», ha dicho Zoiey Smalele, quien ha confesado que en su adolescencia sufrió problemas alimentarios bastante serios.

No es la primera vez

Este no es el primer caso en el que las organizaciones de ese tipo de certámenes hacen dichas solicitudes. Smalele prefirió negarse y no participar en el certamen Miss Continentes Unidos. Sin embargo, otras chicas que han estado en la misma situación y que han aceptado a las peticiones se han visto gravemente afectadas en su salud tanto física como mental al acceder a ese tipo de exigencias.

Un ejemplo es el caso de Audra Callo, integrante de la 'Alianza de Modelos', a quien sus agentes le pidieron que se sometiera a duras dietas para bajar de peso cuando apenas tenía 18 años, y pesaba 52 kilos, con una estatura de 1,80 metros. En medio de su proceso de perdida de peso sufrió una intoxicación alimentaria que le llevó a sufrir cetosis, una enfermedad del metabolismo que entre otras consecuencias puede generar nauseas, dificultad respiratoria, perdida de calcio y arritmias cardiácas.

Fotos

Vídeos