Maradona deja colgada a su hija el día de su boda

Maradona, en Dubait. / AFP
Maradona, en Dubait. / AFP

COMPUESTA Y SIN PADRINO.

Compuesta y sin padrino. Así dejó Diego Armando Maradona a su hija Dalma, el día de su boda. La «nena», como durante años se refirió el exjugador de fútbol a su hija de 30 años, se había casado por lo civil una semana antes pero faltaba la gran ceremonia del pasado sábado. Ella y su marido, Andrés Caldarelli, de 31, tenían la confirmación de Maradona de que asistiría desde hacía algunas semanas pero el padre de la novia nunca llegó. Las razones de la ausencia de 'el Pelusa', como se conoce popularmente a Maradona en su país, no terminan de estar claras. Para algunos, el jeque propietario del equipo que entrena en Dubait le prohibió faltar a un encuentro de la liga que consideraba importante. Otros, aseguran que el entrenador del Al Fujairah encontró en esa convocatoria la justificación perfecta para evitar una cita a la que tenía prohibido, por orden de Dalma, acudir con Rocío Oliva, novia, pareja y ex acusada de ladrona por él mismo durante uno de los paréntesis de la turbulenta relación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos