Málaga da su último adiós a Chiquito de la Calzada

Manu Sánchez. / A. CABRERA
Manu Sánchez. / A. CABRERA

Gregorio Sánchez se ha ido, pero Chiquito de la Calzada estará siempre. Así lo recordaron ayer numerosos humoristas que, junto a cientos de malagueños anónimos, representantes del mundo del flamenco, la cultura y la política dieron su último adiós al artista en una emotiva y multitudinaria misa funeral celebrada en su barrio, en el de La Trinidad. No faltaron los artistas Paz Padilla, Bigote Arrocet y Manolo Sarria, y representantes del mundo del flamenco, como Fosforito, Antonio de Canillas y Pepe de Campillos. Aunque uno de los momentos del día más emotivos fue cuando en el parque que lleva su nombre en Málaga, un centenar de ciudadanos recordaron al fallecido. La convocatoria se había fijado hace días para enviarle ánimos mientras estaba en el hospital. Al final, no pudo ser, pero los convocantes la mantuvieron para recordar su memoria. Al homenaje, organizado por el humorista Tomás García, se sumó Manu Sánchez. Todos recordaron a Chiquito de la Calzada «como le hubiera gustado», con su particular vocabulario.

Fotos

Vídeos