Leonor empieza la ESO

La reina Letizia saluda a los fotógrafos apostados a la puerta del colegio de sus hijas.
La reina Letizia saluda a los fotógrafos apostados a la puerta del colegio de sus hijas. / R. C.

Letizia lleva a sus dos hijas al cole en el primer día del curso. Las niñas sumarán ballet, chino y deporte a las asignaturas regladas

P. MUÑOZ

La vuelta a la rutina alcanza a todos, también a los pequeños 'royals' europeos que poco a poco van cambiando el bañador por el uniforme del colegio. La semana pasada le tocó a George, el futuro heredero del trono británico, y ayer, a su par española, Leonor, y su hermana Sofía, que iniciaron el nuevo curso escolar en el colegio Santa María de los Rosales, en el barrio de Aravaca, en Madrid. La reina Letizia acompañó a sus hijas sola (el Rey no pudo por motivos de trabajo) y conduciendo su propio coche. La Princesa de Asturias, que el próximo mes cumplirá doce años, estudia su primer curso en la ESO (Educación Secundaria Obligatoria), mientras que su hermana pequeña, Sofía de diez años, pasará a quinto curso de primaria.

Al llegar al centro escolar, la Reina bajó las ventanillas del automóvil para saludar a los fotógrafos que aguardaban a las puertas del colegio. A Leonor y Sofía solo se las pudo ver a través de los cristales oscuros del coche. Doña Letizia combinaba una camisa blanca y blazer azul marino con unos vaqueros y zapatillas blancas.

En este regreso a las aulas, a la formación académica que les corresponde (el colegio da mucha importancia a las competencias científica, lectora y matemática, así como al arte y la música), las infantas continuarán con sus clases extraescolares y los deportes. Tanto Leonor como Sofía estudian desde hace años chino mandarín y practican ballet, además de tenis, esquí y natación.

Centro elitista o escuela pública

También el futuro rey de Inglaterra, el príncipe George, que tiene 4 años, ha vuelto al colegio. Lo hizo la semana pasada de la mano de su padre, el príncipe Guillemo, ya que su madre, Catalina de Cambridge, que está embarazada de su tercer hijo, permaneció en el palacio de Kensington debido a que no se encontrada «lo suficientemente bien» debido a incómodas náuseas matutinas. Al igual que ocurrió en sus anteriores embarazos, Kate está sufriendo hiperémesis gravídica, lo que le ha obligado a reducir su agenda de apariciones públicas.

El colegio de George es el Thomas's Battersea, un centro de primaria donde el curso sale por unos 20.000 euros al año. También la semana pasada los herederos al trono de Dinamarca llevaron a sus hijos, los príncipes mellizos Josefina y Vicente, de seis años, al colegio Tranegård, un centro público de Copenhague. Otro tanto hicieron los príncipes noruegos Haakon y Mette-Marit de Noruega, llevando a sus hijos de la mano en el primer día del nuevo curso escolar. En todos los casos los padres posaron con sus pequeños.

Fotos

Vídeos