Don Juan Carlos da la sorpresa en Mallorca

Don Felipe VI y doña Letizia, con los Reyes eméritos y con sus hijas Leonor y Sofía. / AFP/ JAIME REINA
Don Felipe VI y doña Letizia, con los Reyes eméritos y con sus hijas Leonor y Sofía. / AFP/ JAIME REINA

El rey emérito reaparece en la Misa de Pascua junto al resto de la Familia Real cuatro años después de que abdicara en su hijo

S. Z.

Han pasado cuatro años desde que se viera esta imagen por última vez en la misa de Pascua en la Catedral de Palma de Mallorca: Don Juan Carlos I y doña Sofía, junto a los Reyes, don Felipe VI y doña Letizia, en su tradicional visita a la isla con sus dos hijas Leonor y Sofía. El rey emérito, que ha pasado sus vacaciones de Semana Santa en Arabia Saudí, reaparecía ayer por sorpresa en esta ceremonia religiosa del Domingo de Resurrección, a la que no acudía desde abril de 2014 (al igual que su hija, la infanta Elena), dos meses antes de que abdicara en su hijo Felipe. La reina Sofía, sin embargo, ha mantenido la tradición en los últimos años y se aloja en el palacio de Marivent desde la semana pasada. El Lunes Santo presidió junto a su hermana Irene el concierto a beneficio de la organización de lucha contra la drogadicción Proyecto Hombre, que se celebró también en la catedral.

Misa por Don Juan

Ayer se cumplieron 25 años de la muerte de Don Juan de Borbón, conde de Barcelona y abuelo paterno del rey, que presidirá mañana martes una misa conmemorativa en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), donde reposan sus restos en espera de ubicación definitiva en el Panteón de Reyes.

La presencia de la Familia Real en Palma de Mallorca causó gran expectación entre vecinos y turistas, que desde primera hora de la mañana tomaban posiciones en los alrededores del templo con la esperanza de poder fotografiarse con los reyes o estrecharles la mano. Así lo hicieron. Al finalizar la misa, sus miembros saludaron a algunos de los asistentes al oficio en el interior. Una vez en la calle, se pararon a dar la mano a las personas que aguardaba su salida tras la zona acordonada entre gritos de «viva España» y «yo soy español». No tuvieron prisa y accedieron a las peticiones del público, como el de unas señoras mayores que pidieron ver de frente a las «niñas». Su padre las invitó a girarse y la princesa Leonor y la infanta Sofía pudieron posar ante los teléfonos móviles que recogían el instante. Asimismo, algunos de los asistentes les entregaron regalos. Hubo una señora que les obsequió con dos puzles cuya imagen principal era un retrato de ambas.

La Casa Real no había incluido la asistencia de los reyes ayer en la misa de Pascua al considerarlo un acto privado. Tampoco ha trascendido por el momento el tiempo que la Familia Real permanecerá en la isla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos