La herencia de 'Playboy' exige prácticas saludables

El editor junto a su última esposa, Crystal Harris, de 31 años, su hijo  Cooper Hefner y su nuera. /  R. C.
El editor junto a su última esposa, Crystal Harris, de 31 años, su hijo Cooper Hefner y su nuera. / R. C.

El testamento de Hugh Hefner, fundador de la revista masculina, prohíbe el alcohol y las drogas a sus beneficiarios si quieren cobrar

I. OCHOA DE OLANO

Disfrutar de la fortuna que amasó el editor de 'Playboy' exige llevar una vida saludable y moderada. Si no, se corta el grifo. Tres meses después del fallecimiento de Hugh Hefner, a los 91 años, ha trascendido la letra pequeña del abultado testamento que deja el hombre que la gozaba apareciendo en batín, en su mansión de Los Ángeles, rodeado de exuberantes mujeres con pompón en el trasero y orejas de conejitas. Y no es baladí.

Para que sus beneficiarios cobren, deben mantenerse alejados del alcohol y las drogas. Dicho de otro modo: si su última esposa, una rubia de 31 años llamada Crystal Harris, y sus cuatro hijos -Christie, de 65 años; David, de 62; Marston, de 27; y Cooper, de 26- abusan de sustancias ilegales o se pasan de copas hasta rozar la adicción, el suministro financiero que acumuló el patriarca y que asciende a 43 millones de euros -algo más de 36 millone de euros- se suspenderá ipso facto. Eso no es todo. Hay una clásula más: los herederos deberán hacer uso de su patrimonio con mesura y de manera responsable.

Los administradores nombrados en vida por el propio editor se ocuparán de las labores de vigilancia sobre los estilos de vida de los cinco beneficiarios. Hasta el punto de que podrán solicitar pruebas de drogas si sospechan que alguno de ellos se 'coloca'. En caso de que acierten, el susodicho deberá acreditar que lleva un año 'limpio' para recuperar sus derechos testamentarios.

La mansión de los excesos

Las condiciones del testamento de Hefner contrastan con su vida de excesos, y de la que siempre presumió desde la 'Mansión Playboy', sede de continuas fiestas con mujeres explosivas semidesnudas por la que se dejaron caer decenas de estrellas de Hollywood. Con el tiempo, se acabaría revelando el lado más siniestro de sus bacanales. Al menos dos mujeres han declarado ante la Justicia que fueron drogadas y sufrieron abusos sexuales por parte del actor Bill Cosby en una de ellas. El anfitrión llegó a ser demandado personalmente como cómplice en la agresión.

El pasado 27 de septiembre, Hefner fallecía en la casa de las 'conejitas' a causa de una insuficiencia cardiaca y era enterrado junto a su diva, Marilyn Monroe -la portada de la primera edición de su revista, en 1953- en Westwood Village Park (Los Ángeles). Desde allí, sigue controlando el destino de su fortuna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos