Enrique y Meghan ya están «ansiosos»

Enrique y Meghan ya están «ansiosos»

El príncipe y su prometida confiesan que tienen «muchas ganas» de que llegue el gran día. Tras la boda, pasearán en carruaje

P. MUÑOZ

Los detalles de la que será la boda del año (la del príncipe Enrique y su prometida, Meghan Markle, prevista para el 19 de mayo en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor) se siguen conociendo con cuentagotas. Ayer trascendió que será el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien presidirá el momento del 'sí, quiero', si bien será el reverendo David Conner, decano de Windsor, el encargado de llevar las riendas de la ceremonia. Esta comenzará a las doce del mediodía, con lo que es improbable que coincida, como se temió, con la final de la Copa de Inglaterra, que empezará a las 17.30 horas. Según reveló un portavoz del Palacio de Kensington, residencia oficial del nieto de Isabel II, Enrique, de 33 años, y la actriz estadounidense, de 36, «tienen muchas ganas de que llegue el gran día para poder compartir su celebración con los ciudadanos». Antes de la boda, Meghan, que ha iniciado los trámites para adoptar la nacionalidad británica, será bautizada y confirmada según el rito anglicano.

Finalizadas las nupcias, los recién casados recorrerán en carruaje (descubierto si el tiempo acompaña) varios lugares emblemáticos de Windsor «porque les gustaría disfrutar del ambiente de ese día tan especial», apuntó el portavoz. Tras el evento religioso, se llevará a cabo una recepción en el salón San Jorge, una majestuosa sala de banquetes del castillo, para la pareja y los invitados. Ya por la noche, el príncipe Carlos, padre de Enrique, ofrecerá otra recepción, reservada a los amigos más cercanos y las familias de la pareja.

Los novios han roto con la tradición al escoger un sábado para celebrar el enlace, pues normalmente las bodas reales se ofician en días entre semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos