Clooney reparte 14 millones de dólares entre sus amigos

Clooney reparte 14 millones de dólares entre sus amigos

Organiza una cena y reparte una fortuna libre de impuestos

I. CUESTA

Definitivamente, nada como estar cerca de George Clooney. No solo porque el chico lo merezca, que sin duda, sino porque, con un poco de suerte, lo mismo le caen a uno unos cuantos cientos de miles de dólares. Rande Gerber, el guapo marido de la modelo Cindy Crawford, contó hace unos días en el programa 'Headliners' de MSNBC que hace cuatro años el famoso actor convocó a sus catorce mejores amigos y les regaló un millón de dólares contantes y sonantes. A cada uno. Gerber, íntimo del actor desde hace años y socio en algunos de sus prósperos negocios, reveló una historia digna de la mejor película que coloca al marido de Amal a la altura de los grandes.

El caso es que Gerber, un empresario hostelero a quien no se le conoce ningún problema de dinero, más bien al contrario, fue citado a cenar en casa del famoso actor, director y productor de Hollywood. «Nuestro círculo de amigos nos llamamos 'Los chicos'. George nos llamó a mí y al resto del grupo y nos dijo a cada uno: 'Oye, resérvate el 27 de septiembre de 2013 en el calendario. Vendréis todos a cenar a mi casa'».

El caso es que, cuando la pandilla acudió a la cena, se percató de que sobre la silla de comedor de cada uno de los invitados había una bolsa de deportes negra. «George comenzó a decirnos: 'Escuchad, quiero que sepáis cuánto significáis para mí. Cuando llegué a Los Ángeles dormí en vuestros sofás. Soy muy afortunado de teneros en mi vida y no podría estar donde estoy hoy sin todos vosotros. Por tanto, es realmente importante para mí devolveros el favor. Así que quiero que abráis vuestras maletas'».

Impresionados, los invitados abrieron cada una de las bolsas y se encontraron con montones de billetes de veinte dólares hasta sumar un millón. «Sé que todos hemos pasado por momentos difíciles, que algunos aún estáis pasando por ello. Ya no tenéis que preocuparos por vuestros hijos, por pagar la escuela ni la hipoteca», les dijo Clooney, haciendo que a más de uno se les saltaran las lágrimas. Gerber explicó que entre los miembros de la pandilla hay quienes no disfrutaban de una buena posición económica; uno era camarero en un bar del aeropuerto de Texas y otro iba cada día a trabajar en bicicleta porque no podía pagarse un coche.

Aunque a estas alturas el asunto parezca salido de un cuento de Navidad, la historia no acaba aquí. Cuando sus invitados, especialmente aquellos a los que hacía más falta, seguían sin salir de su asombro, la estrella de Hollywood añadió: «He pagado los impuestos de todos, así que este millón de dólares es íntegramente para vosotros».

Vamos, que si cabía alguna duda de la generosidad del señor Clooney, Gerber acaba de disiparlas. Él aseguró en la entrevista sentirse orgulloso de ser su amigo y, visto lo visto, no es para menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos