Bosé muestra a sus hijos para frenar el chantaje

El artista compartió esta imagen de sus hijos, sin pixelar.
El artista compartió esta imagen de sus hijos, sin pixelar. / INSTAGRAM

«DECISIÓN FORZADA».

Le pedían 60.000 euros por no mostrar unas imágenes de sus hijos tomadas durante un viaje a Disneylandia, pero Miguel Bosé ha decidido no ceder al chantaje. Ante las maniobras de los extorsionadores, que estaban tratando de colocar las fotos en las redacciones de la prensa internacional, el cantante se ha visto obligado a compartir él mismo una imagen de los pequeños, con el fin de «interrumpirles el negocio a mi agresor». Bosé, que siempre se ha mostrado muy celoso con la intimidad de su familia, ha subido a su perfil de Instagram una foto en la que se ven los rostros de Telmo, Tadeo, Ivo y Diego.

«Me han hackeado el correo. Me han robado archivos fotográficos de familia y me están extorsionando desde hace semanas y por eso no paso. Están tratando la venta del material a terceros. Por esa razón y para interrumpirle el negocio a mi agresor me veo obligado a hacer esto y a mostrar las identidades de mis hijos que desde su nacimiento he protegido tanto y mantenido en anonimato. Espero que, no obstante esta decisión forzada, la discreción hacia los menores de mi familia siga siendo respetada por todos como hasta ahora se ha hecho», explicaba el propio artista en el mensaje que acompaña a la instantánea, que este periódico ha preferido mostrar pixelada.

Fotos

Vídeos