Antonio David pone en el punto de mira a su mujer y su manager por cobrar por él

El televisivo ha desvelado ante el juez que ambos facturaban por él, ya que no podía cobrar al ser insolvente

Antonio David Flores encara uno de sus cumpleaños más amargos. En menos de 10 días, el exmarido de Rocío Carrasco soplará 41 velas y lo hará con una gran preocupación. El juez ha decidido enviarle a juicio por alzamiento de bienes, delito que está penado hasta con cuatro años de cárcel. Y lo hará con su mujer en el punto de mira después de colocarla ahí en su comparecencia en sede judicial.

Tras declararse insolvente, Flores reconoció el cobro de ingresos por diferentes trabajos tanto en prensa como en televisión entre los años 2011 y 2015, pero aseguró que dichas cantidades se facturaron a través de sociedades de terceros, concretamente de su mujer, Olga Moreno, y del que era su representante en aquel entonces, Francesc Parellada.

Este último ya no mantiene relación profesional y personal con Antonio David, según ha confirmado Parellada. Tan solo asegura que todo esto le ha pillado "fuera de juego" y que no entiende "por qué declara ahora esto".

Pese a que en su cartera de clientes ya no cuenta con el exguardia civil, Parellada tiene en su haber a un sinfín de rostros conocidos en los que prefiere centrarse ahora. Entre ellos destacan famosos como Susanna Griso (47), Kiko Matamoros (60), Anna Simón (35), Romina Belluscio (37), Guti (39), Marlene Mourreau (48) o Sandro Rey (49).

Las mercantiles en cuestión son Maita y Paito SL y Espilce SL, respectivamente. Tras la primera de ellas está la propia esposa de Antonio David Flores. Con sede en Barcelona, tiene como objeto social la promoción inmobiliaria. Pero Olga Moreno tiene además dos tiendas de ropa en Málaga que regenta gracias a los conocimientos que le proporcionaron sus estudios de patronaje industrial y el trabajo que desempeñó durante un tiempo en unos conocidos grandes almacenes.

Fotos

Vídeos