Acusan a Casillas de celoso por una broma en internet

La foto de la polémica. / R.C.
La foto de la polémica. / R.C.

DV

A buenas horas se le ocurrió al portero del Oporto, Iker Casillas, gastarle una broma a su esposa, Sara Carbonero. Ella publicó en su cuenta de Instagram una foto en la que se le ve sentada con minifalda y las piernas cruzadas. Nada espectacular, es una imagen normal que habría pasado desapercibida si no hubiera sido por el comentario que publicó el futbolista. «No enseñes tanto el muslo que te constipas», escribió junto con un emoticono de una cara sonriente.

Esta frase no ha sentado nada bien a algunos seguidores del portero, que le han acusado de «casposo», «celoso», «retrógrado», «machista» o «cavernícola». Por suerte para él, las críticas no han sido tantas como las muestras de apoyo de quienes no ven en las palabras de Casillas más que una broma. En su defensa recuerdan que la propia Sara ha dicho que su marido le animó a sacudirse el pudor y aceptar posar en bañador para una campaña publicitaria, lo que no parece cuadrar con la imagen de un celoso. «El caso es sacar puntilla a todo», decía uno de los comentarios a la fotografía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos